domingo, 31 de mayo de 2009

Economía doméstica

He aquí la regla de oro, el secreto del orden:
tener un sitio para cada cosa
y tener

cada cosa en su sitio. Así arreglé mi casa.

Impecable anaquel de los libros:
un apartado para las novelas,
otro para el ensayo
y la poesía en todo lo demás.

Si abres una alacena huele a espliego
y no confundirás los manteles de lino
con los que se usan cotidianamente.

Y hay también la vajilla de la gran ocasión
y la otra que se usa, se rompe, se repone
y nunca está completa.

La ropa en su cajón correspondiente
y los muebles guardando las distancias
y la composición que los hace armoniosos.

Naturalmente que la superficie
(de lo que sea) está pulida y limpia.
Y es también natural
que el polvo no se esconda en los rincones.

Pero hay algunas cosas
que provisionalmente coloqué aquí y allá
o que eché en el lugar de los trebejos.

Algunas cosas. Por ejemplo, un llanto
que no se lloró nunca;
una nostalgia de que me distraje,
un dolor, un dolor del que se borrró el nombre,
un juramento no cumplido, un ansia
que se desvaneció como el perfume
de un frasco mal cerrado.

Y retazos de tiempo perdido en cualquier parte.

Esto me desazona. Siempre digo: mañana...
y luego olvido. Y muestro a las visitas,
orgullosa, una sala en la que resplandece
la regla de oro que me dio mi madre.


Rosario Castellanos
Pintura: Edmundo Tarbell

sábado, 30 de mayo de 2009

Claude Monet 1840-1926


El otoño,
que viene de robar a los árboles

el disfraz de las hojas
quiere envejecer ahora
sentado en las rodillas de la nieve
y siente celos de Claude Monet
que vuelve de la eternidad cada primavera
a pintar nenúfares en su estanque de Giverny

Fernando Sabido Sánchez acá

viernes, 29 de mayo de 2009

Bordado


Silencio de cal y mirto.
Malvas en las hierbas finas.
La monja borda alhelíes
sobre una tela pajiza.

Vuelan en la araña gris
siete pájaros del prisma.
La iglesia gruñe a lo lejos
como un oso panza arriba.

¡Qué bien borda! ¡Con qué gracia!
Sobre la tela pajiza
ella quisiera bordar
flores de su fantasía.

¡Qué girasol! ¡Qué magnolia
de lentejuelas y cintas!
¡Qué azafranes y qué lunas
en el mantel de la misa!

Cinco toronjas se endulzan
en la cercana cocina...

Lorca
Pintura: Light candle. Zhang Yibo

jueves, 28 de mayo de 2009

El pan

Poned el pan sobre la mesa,
junto al vaso de agua…
en esos momentos
los que amamos pueden llegar,

pueden llegar empujando las puertas
y quedarse maravillados...



Eladio Cabañero
Pintura: Meinders Piet

miércoles, 27 de mayo de 2009

Serpientes de agua de Gustav Klimt 1862-1918


También los colores amanecen,

también ellos despiertan

con los gallos de la madrugada

y cantan la explosión del sol.

Algunos son agua pura.

A otros el pincel les confirió

el rubor que se esconde

en la nervadura de ciertas hojas.

Otros, aún, festejan

el nacimiento de la alegría.

O del amor, da lo mismo.

O no sería él una fiesta.

Pueden llamarle

Judith,

Salomé:

sólo dicen los otros nombres

de la serpiente.

Albano Martins
(traducción de Jesús J. Barquet)

martes, 26 de mayo de 2009

Las palabras son espectros


Las palabras son espectros
piedras abracadabras
que saltan los sellos
de la memoria antigua
Y los poetas celebran
la fiesta
del lenguaje
bajo el peso de la invocación

Los poetas inflaman
las hogueras
que iluminan
los rostros eternos

de los viejos ídolos
Cuando los sellos saltan

el hombre descubre

la huella de sus antepasados

El futuro es la sombra del pasado
en los rojos rescoldos de un fuego
venido de lejos,
no se sabe de dónde.


Cristina Peri Rossi
Pintura: Barket Thomas Jones

lunes, 25 de mayo de 2009

A la pintura


...El aroma a barnices, a madera encerada,

a ramo de resina fresca recién llorada
el candor cotidiano de tender los colores
y copiar la paleta de los viejos pintores...










...la sorprendente, agónica, desvelada alegría
de buscar la Pintura y hallar la Poesía..




Alberti
Pintura:
Zhang Yibo. Artist at rest 1948

domingo, 24 de mayo de 2009

He construído un jardín


He construido un jardín para dialogar allí,
codo a codo en la belleza,
con la siempre
muda
pero activa muerte trabajando el corazón.

Diana Bellesi
Pintura: William Chase

sábado, 23 de mayo de 2009

Una ciudad


Una ciudad puede ser

sólo un río,

una torre,

una calle

con balcones de sal

y geranios de espuma.

Puede ser un racimo

de uvas en una botella,

una bandera azul y blanca,

un caballo de crines de algodón,

espuelas de agua

y ancas de granito.

Una ciudad puede ser

el nombre de un país,

de un muelle,

un puerto,

un barco

de golondrinas y gaviotas

ancladas en la arena.

Y puede ser

un arcoiris en la ventana,

una albahaca de sol,

un beso de magnolias

en el crepúsculo,

un globo encendido

una noche de junio.

Una ciudad puede ser

un corazón,

un puño.

Albano Martins
(traducción de Jesús J. Barquet)
Pintura: Pierre Tougas

viernes, 22 de mayo de 2009

Tregua


Hoy estoy vieja como quiero estar.
Sin ninguna estridencia.
Cambié todos los deseos por recuerdos
y una tacita de té.


Adelia Prado (Traducción de Diana Bellesi)
Pintura:
A good brew. Gaetano Bellei

jueves, 21 de mayo de 2009

Café de noche Van Gogh1853-1890


Esto es lo que aquí llaman un ‘café de noche’…
Los vagabundos nocturnos pueden encontrar asilo aquí
cuando no pueden pagarse un alojamiento
o cuando están demasiado borrachos
para que los admitan en otro lugar.”



“En mi cuadro ‘café de noche’ he intentado expresar
que el café es un lugar en el que uno puede arruinarse,
volverse loco, cometer un crimen.
Finalmente he buscado, a través de los contrastes
entre rosa suave y rojo de sangre y vino,
los verdes claros Luis XV y Veronés
en contraste con los verdes amarillentos
y los verdes azulados duros,
crear una atmósfera de horno infernal,
de azufre desvaído,
para expresar el poder de las tinieblas de un tabernucho”.

Vincent Van Gogh a su hermano Theo

miércoles, 20 de mayo de 2009

Eso que llamas


Eso que llamas luto

puede ser sencillamente

el nombre de otro dolor

más profundo.

Ni siempre las palabras

dicen lo que dice su sentido.

Son a veces

máscaras perfectas,

otras como sudarios,

rostros esculpidos

en el mármol de las lágrimas.

Son unas veces

parábolas;

otras,

palinodias.

Palimpsestos.

Albano Martins
(traducción de Jesús J. Barquet)
Melancholy, Virgil Elliot

martes, 19 de mayo de 2009

Albert Lynch 1851-1936


Debajo de tu piel vive la luna


Cierra tus ojos profundos, allí aletea la noche



Revives en el tiempo, delgada y silenciosa

En tus ojos de luto comienza el país del sueño


Neruda


"d'un agencement toujours decoratif et d'une elegance tres fin de siecle ... il est plus souple, plus proche des graces sophistiquees de Helleu dans ses portraits dont certains, par la puissance stenographique du trait, evoquement meme Lautrec."

Gerald Schurr

lunes, 18 de mayo de 2009

Preguntas al azar


¿Cuánto me queda?
¿siete? ¿diez?
¿quince setiembres?
¿le pregunto al azar acaso
porque sé que el azar no responde?
y así y todo el azar
¿es realmente un azar?
aún no he movido el rey
y la torre está quieta
o sea que hasta aquí puedo
enrocar mis riesgos
no instruí a mi reloj
para mañana
no hay por lo tanto
garantía de despertar a tiempo...


Benedetti
Pintura: Solitudine. Salvatore Malorgio

John W. Waterhouse 1849-1917


Gather ye rosebuds while ye may,
Old Time is still a-flying:
And this same flower that smiles today
Tomorrow will be dying.
Robert Herrick


Allí está ella, que teje noche y día
una mágica tela de colores.
Ha escuchado un susurro
que le anuncia
que alguna
horrible maldición le aguarda
si mira en dirección a Camelot. No sabe qué será el encantamiento,
y así sigue tejiendo sin parar,
y ya sólo de eso se preocupa
la Dama de Shalott.


Alfred Tennyson

domingo, 17 de mayo de 2009

Es útil

Es útil cada tanto
medir las tensiones
de los hilos que nos unen:
los cables de acero,
las telarañas
soportan almas
de distinto peso



Darío Canton
Pintura: Jacqueline Osborn

sábado, 16 de mayo de 2009

Camille Corot 1796-1875


No es sólo un pintor de paisajes,
es el mismo poeta del paisaje...
quien respira la tristeza y goces de la naturaleza...
el vínculo, el gran vínculo que nos hace hermanos
de los arroyos y los árboles,
él lo ve...

Théodore de Banville

Se levanta uno temprano,
a las tres de la mañana,
antes de la salida del sol,
y va a a sentarse al pie de un árbol;

mira alrededor y espera.

No ve casi nada.

El paisaje parece estar cubierto de una tela blanca.

Todo brilla, todo está cubierto de luz,

una luz blanca como una caricia.

Deseo con todo mi corazón que haya pintura en el cielo.


Camille Corot

viernes, 15 de mayo de 2009

Rembrandt 1606-1669


A la luz se le abrió, se le dio entrada

en los más hondos sótanos.

Y allí una misteriosa

voz le ordenó de súbito: ¡Combate,

batalla hombro con hombro, aliento con aliento,

contra el bostezo helado de las sombras!



Rafel Alberti

Filósofo meditando, Rembrandt

jueves, 14 de mayo de 2009

Jean Francois Millet 1814-1875


“Mientras estuve pintando El Ángelus
recordaba cuando yo mismo trabajé en los campos.
Cuando sonaba el ángelus,
mi abuela nos hacía dejar de trabajar y,
con la cabeza agachada y descubierta,
recitábamos muy piadosamente
el Ave María por nuestros muertos”.

Millet


“Sí, ese cuadro de Millet,
El ángelus de la noche,
¡es algo!
Es poderoso,
es poesía."
Van Gogh

miércoles, 13 de mayo de 2009

Marc Chagall 1887-1985

Duerme
Se ha despertado
De improviso, comienza a pintar
Toma una iglesia y pinta con una iglesia
Toma una vaca y pinta con una vaca
Con una sardina
Con cabezas, con manos, con cuchillos
Pinta con el vergajo del toro
Pinta con todas las sucias pasiones
de la pequeña ciudad judía
Con la sexualidad excitada
de la provincia rusa
Para los franceses
Sin placer
Pinta con los muslos
Tiene los ojos en el culo
Y, de repente, es tu retrato
Eres tú, lector
Soy yo
Es él
Es su prometida
Es el tendero de la esquina
La vaquera
La partera
Cubos de sangre
En donde se baña el recién nacido
Cielo de locura
Boca de la modernidad
Sacacorchos de la torre
Manos Cristo
Es Cristo
Pasó su niñez en la Cruz
Comete suicidio cada día
De repente deja de pintar
Estaba despierto
Ahora duerme
Me estrangula con la corbata
Chagall está sorprendido de seguir viviendo

Blaise Cendrars, 1913
Self-portrait with seven fingers

martes, 12 de mayo de 2009

Amedeo Modigliani en la bruma 1884-1920

El pintor hacía el amor con ocho espejos,
no veía cuando el alma se le iba.
Mirándose demasiado por dentro
enfrentaba al cuerpo amado,
a esa verdad de paisajes pintados por la noche.
Y el abismo lo asedió sin descanso,
no hubo vino que no llevara sismo,
hachís que no alimentara sus telas,
cama que no apestara a hospital.
Amedeo embrumado,
por las tardes lloraba hasta la resequedad
presintiendo que un poema sería
quien cerrara sus ojos a la noche.


Mario Noel Rodríguez

Pintura: su última musa, Jeanne Hebuterne.

lunes, 11 de mayo de 2009

Matisse 1869-1954


Lo que estos colores

nos reclaman

es sólo una palabra:

gracias.

Nunca los frutos

llegaron a la boca

tan frescos.

Nunca la desnudez

estuvo al alcance de la mano

tan desnuda y redonda,

la inocencia tan cerca

de la luz que viene

del ojo de los cristales.

Y nunca el verde

fue tan húmedo y tan suave,

la sangre tan roja,

el azul tan maduro,

tan lavado y tan limpio

de las impurezas que a veces

le cubren el perfil.

Y tampoco nunca el rosa

fue más rosado,

como si el mundo fuese sólo

un botón de esas flores que

o no se desmayan

o no se marchitan

o, simplemente,

nunca se deshojan.

Y nunca una golondrina

encontró lugar más abrigado

donde hacer su nido.

Albano Martins
(traducción de Jesús J. Barquet)

domingo, 10 de mayo de 2009

Johannes Vermeer (1632-1675)


Quisiera haber vivido aquella tarde de Vermeer,
al desamparo de nubes grises en Delft,
sintiendo la placidez del legendario día,
del tenue sol vespertino,
más allá de las torres.
Y me hubiera gustado corresponder a tu mirada,
a tu pálido encanto, "joven de la perla",
y reptar por esos sensuales labios entreabiertos,
sobre tu figura cándida y acogedora.
Y embriagarme con esa luz drástica,
que anima y abraza los ancestros
que trasciende y ensalza la urbe desolada,
sobre las espectrales sombras del canal.
Quisiera haber vivido aquella tarde de Vermeer,
ser la figura que falta entre tanta soledad.


Antonio Gómez Hueso acá

sábado, 9 de mayo de 2009

Una habitación de Arles

Nada conmueve más que aquella silla,
Que el pintor ha dejado ya inconclusa,
Quizás imaginando la difusa

Maraña de la luz, la pesadilla
De vivir nada más con una oreja.
Nada perturba el cuadro; la agonía
La sentimos nosotros; la agonía
De él no existe. La silla tan perpleja
Sigue en su tiempo inconmovible y sola.
Poco importa la pipa que figura
Inaccesible al humo que no puede
Alzarse del dibujo. Triste y sola
Ha de quedar por siempre en la pintura,
La silla que otra suerte ya no puede.


Carlos Pintado
Pintura:
V. van Gogh

viernes, 8 de mayo de 2009

Mensajes


Cómo amaba
los manuscritos de tus manos
en la alfombra
en la mesa de todos los días
en los mansos atardeceres
en el polvo de la ventana
en la monótona arena de la playa
mansas manos
mensajes monosilábicos
pero nunca supiste
qué palabra escribías.


Cristina Peri Rossi
Pintura: Hush. Mary Jane Ansell

jueves, 7 de mayo de 2009

Mi bisabuela irlandesa


...Que Dios esté contigo y te bendiga
Que veas a los hijos de tus hijos,
Que el infortunio sea pobre, rico en bendiciones.
Que no conozcas nada más que la felicidad...



Oración irlandesa
(recién este verano supe de mi ascendencia irlandesa
con esta fotografía que llegó a mis manos)

miércoles, 6 de mayo de 2009

Reminiscencia


No podía dejar de amarla
porque el olvido no existe
y la memoria es modificación,
de manera que sin querer
amaba las distintas formas
bajo las cuales ella aparecía
en sucesivas transformaciones
y tenía nostalgia de todos los lugares
en los cuales jamás habíamos estado,
y la deseaba en los parques
donde nunca la deseé
y moría de reminiscencias por las cosas
que ya no conoceríamos
y eran tan violentas e inolvidables
como las pocas cosas que habíamos conocido


Cristina Peri Rossi
Pintura: Fabián Pérez

martes, 5 de mayo de 2009

Extrañas formas


Extrañas formas tiene el amor.
Las galas del deseo se nutren
de harapos de desdicha y de frío.
Por debajo del gozo respiran
los días del hastío futuro.
Toda humedad acaba en desierto,
todo cuerpo en ceniza -me dices
cuando aún aletea el placer
por mi piel como un tímido insecto.
Todo acaba -repites.Te miro
como se mira a un dios cruel y exacto.
De repente me siento muy sola.

Josefa Parra
De “Alcoba del agua” 2002
Pintura: Fabián Pérez

lunes, 4 de mayo de 2009

Habitación de hotel

Si hubiera una promesa
entre tú y yo, una cita
prorrogada, una luz allá a lo lejos
con que poder guiarme;
si quedase esperanza
-aunque fuese una triste
diminuta esperanza-;
si alguna vez tus labios
hubiesen pronunciado
la palabra mortal que yo anhelaba,
o algo que me sonara parecido,
pienso que aún hallaría
razón para aguardarte.
¿Y quién sabe si el trueque de la carne
no fue, de alguna forma, una promesa?


Josefa Parra
Pintura: Hopper

domingo, 3 de mayo de 2009

Soneto del domingo


Llega el domingo con su magia absorta,
me habían contado ya de su llegada,
del fatídico tedio de la nada,
del derroche del mundo que lo aborta.
No hay voces que resuenen en la corta
humedad que se expresa desolada,
no hay palabra que venga estimulada
por la sangre que ahoga en esta aorta.
Mi alma no ilumina, estalla muerta.
No supo cómo afrontaría este reto:
el corazón que juega nunca acierta,
este domingo permanece quieto
con su ironía de sol tras de la puerta.
Ya voy a terminar este soneto.


Eduardo Langagne
Pintura:
Edward Cucuel

sábado, 2 de mayo de 2009

Claroscuro


La aplicación de las manos de los dedos
la concentrada inclinación de la cabeza
el sometimiento una tarea tan minuciosa como obsesiva
El aprendizaje de la sumisión y del silencio
Madre, yo no quiero hacer encaje
no quiero los bolillos
no quiero la pesarosa saga
No quiero ser mujer.


Cristina Peri Rossi
Pintura: Lacemaker. Vermeer

viernes, 1 de mayo de 2009

Yo vivo


Yo vivo bajo un poder
que a veces está en el sueño,
en el sonido de ciertas palabras agrupadas,
en cosas que dentro de mi
refulgen como oro:
la palanganita de lata donde mi padre
hacía espuma con la brocha de la barba.
De todo tejo un vestido y me cubro
pero si olvido la paciencia,
se me escapan el cielo
y la margarita del campo.

Adelia Prado
Pintura: Harald Sohlberg

Related Posts with Thumbnails