sábado, 31 de marzo de 2012

Por los viejos tiempos



...Por los viejos tiempos, amada mía
Por los viejos tiempos
Tomémonos una copa más de gentileza
Por los viejos tiempos...


Robert Burns
Pintura: Hamish Blakely

viernes, 30 de marzo de 2012

Mientras llueve de abajo para arriba


Sin padre ni madre ni perro que te ladre
arrancas las hojas del calendario
mientras llueve de abajo para arriba
y en tu cuarto se acentúa ese aire
de estación
de paradero con los muros tapados de postales
y de niños que crecen por fotografías

Entristece pensar que así como se han ido estos años

puedan irse otros todavía haciéndosenos tarde
para todo
menos para comprobar
lo que tú y yo hemos sufrido.


Cecilia Casanova
Pintura:Dod Procter

jueves, 29 de marzo de 2012

Otoño


Mientras camino pisando la hojas
miro la luna
Nunca la había visto más grande
redonda
y perversa

Cecilia Casanova
Pintura:
Sharon Marston

miércoles, 28 de marzo de 2012

Antiguos compañeros....


Ya somos todo aquello
contra lo que luchamos
a los veinte años.

Emilio Pacheco
Pintura:
Hockney

martes, 27 de marzo de 2012

Llevo


"Llevo una profunda tristeza
en el corazón
que de vez en cuando
debe estallar en sonido."

Franz Liszt
Pintura:Liu Gaofeng

lunes, 26 de marzo de 2012

Cosas vistas


Ha pasado un domingo
en que no he leído el diario
y este lunes
sigues viviendo como siempre.
Vives sin saber noticias
Sólo recibes las que te trae el viento.
Son buenas
Como la rama del espino blanco en la ventana.

Teillier
Pintura:
Cabot Perry Lilla

domingo, 25 de marzo de 2012

102


...Me conmueve saber
que de alguna manera existes...

Cecilia Casanova
Papá, hoy cumples 102 años

sábado, 24 de marzo de 2012

Ajedrez


Dice: -El ajedrez tiene sus normas. 
El rey está atado de pies y manos,
es la reina quien hace y deshace a su antojo.
Yo prefiero la vida diagonal del peón.
En el ajedrez no muere el caballo por la rabia,
no hay una rebelión de peones
ni es posible la locura pasajera
de un alfil que mate a los suyos o a sí mismo
por desesperación o amor.
Y así será mientras las piezas respondan
a un designio ajeno, a la mano que las dirige.
Sólo es humano el enroque,
el esconderse cuando huir no es ya posible.
¿Qué sería de las piezas, si libres?
Martín López-Vega
Pintura:
Tony Luciani


jueves, 22 de marzo de 2012

A mano amada

A mano amada,
cuando la noche impone su costumbre de insomnio
y convierte
cada minuto en el aniversario
de todos los sucesos de una vida;

allí,
en la esquina más negra del desamparo, donde
el nunca y el ayer trazan su cruz de sombras,

los recuerdos me asaltan.

Unos empuñan tu mirada verde,
otros
apoyan en mi espalda
el alma blanca de un lejano sueño,
y con voz inaudible,
con implacables labios silenciosos,
¡el olvido o la vida!,
me reclaman.

Reconozco los rostros.
No hurto el cuerpo.

Cierro los ojos para ver
y siento
que me apuñalan fría,
justamente,
con ese hierro viejo:
la memoria.


Angel González
Pintura: Remedios Varo. Insomnia

Ayer


Ayer fue miércoles toda la mañana.
Por la tarde cambió:
se puso casi lunes,
la tristeza invadió los corazones
y hubo un claro
movimiento de pánico hacia los
tranvías
que llevan los bañistas hasta el río.

A eso de las siete cruzó el cielo
una lenta avioneta, y ni los niños
la miraron.
Se desató
el frío,
alguien salió a la calle con sombrero,
ayer, y todo el día
fue igual,
ya veis,
qué divertido,
ayer y siempre ayer y así hasta ahora,
continuamente andando por las calles
gente desconocida,
o bien dentro de casa merendando
pan y café con leche, ¡qué
alegría!
La noche vino pronto y se encendieron
amarillos y cálidos faroles,
y nadie pudo
impedir que al final amaneciese
el día de hoy,
tan parecido
pero
¡tan diferente en luces y en aroma!

Por eso mismo,
porque es como os digo,
dejadme que os hable
de ayer, una vez más
de ayer: el día
incomparable que ya nadie nunca
volverá a ver jamás sobre la tierra.

Angel González
Pintura:
Paul Fischer

miércoles, 21 de marzo de 2012

Cada otoño


Cada otoño
Compro un nuevo bolso manos libres
pero de alguna manera
los contenidos siguen siendo los mismos:
Pañuelos de septiembre,
notas arrugadas,
una libreta de direcciones ajada,
un lapicero rojo de profesora,
el celular
mi billetera verde
gruesa de aire delgado,
garabatos en un sobre
como un mapa del tesoro,
un poquito de tristeza,
unos cuantos chistes,
un tarro de conservas de recuerdos,
un libro en latín,
pensamientos en cirílico,
un impermeable de bolsillo
pintado de amapolas.
Como siempre—un desorden,
típico
de todo lo que contiene
un alma de mujer.
No sé qué hacer con mis manos.
Es otoño.


Iryna-vikyrchak
Pintura:
Gilberto Carpo

lunes, 19 de marzo de 2012

Pascual Coña recuerda



...La gente antigua
no tenía nombre para los meses de los años.
Se orientaban diciendo:
tiempo de los brotes,
luna de las primeras frutas;
tiempo de sol y de cosechas;
cosecha guardada,
caída de las hojas del manzano;
brotes grises,
luna cenicienta,
estación de las lluvias,
lunas frías,
escasez....

Teillier
Pintura:
Astrup Nicolai

Horst P. Horst

White corset, 1939

Black corset, 1948

Chanel beauty, 1987

Pauline de Rosthschild ,1950



Round the clock 1987

"I don’t think photography
has anything remotely to do with the brain.
It has to do with eye appeal."



domingo, 18 de marzo de 2012

Solidaridad

Jugando a atrapar la luz del sol

Pintura: Ernest Bieler

sábado, 17 de marzo de 2012

Paleta del artista

...Mi adolescencia: la locura
por una caja de pintura,
un lienzo en blanco, un caballete...

...Diérame ahora la locura
que en aquel tiempo me tenía,
para pintar la Poesía,
con el pincel de la Pintura.



Rafael Alberti
Pintura: Warren Chang

viernes, 16 de marzo de 2012

25

¡Feliz cumpleaños!
mi amor

El trompo azul


Yo tuve un trompo azul que fue mi hermano,
lejano saltarín de piedras viejas,
por la zurda del barrio a contramano
y en calles de portones y de rejas.

La punta de su acero fue una estrella,
ninguno en la querella fue mejor,
y en cambio, dormilón, en manos de ella,
se dio a soñar, temblándole el amor.

¡Mi trompo juguetón!
La poesía
del grillo del zanjón
le diera un día
perfil de corazón
y el hilo de un violín
sin fin
aquel cordón.

Mas la tierra girando alucinada,
como un trompo gigante de la nada,
me traicionó, llevándose al confín,
la esquina del jazmín,
la luna y tu mirada.

Mi soledad
manchada de verdín,
regresa sin piedad
a la ciudad
de barro y adoquín.

Cátulo Castillo
Pintura:
Joel Jones
Susana Rinaldi acá

jueves, 15 de marzo de 2012

Sólo el rock


Cuando me falta el aire y pienso
a quién heredaré mis pertenencias.

Cuando despertar es un tormento,
pero aún así me disfrazo y salgo.

Cuando el filtro de los colores falla
y todo aparece como en realidad es, blanco y negro.

Cuando mi pecho es un caballo desbocado
dispuesto a matar.

Cuando abro las compuertas del odio,
para ganar unos segundos más de oxígeno.

Cuando camino por la calle
lamentado la ausencia de un calibre 38 en mis bolsillos.

Cuando los veo y ellos saben que mi desprecio por sus almas
es superior a mi hambre.

Cuando la idea de morir devorados por una aurora boreal
me perece demasiado benevolente.

Cuando no tengo más alternativa que saltarme el proceso
e ir directo a la ejecución.

Cuando me doy cuenta de la milésima diferencia
que existe entre alguien que lee a Artaud y una rata.

Cuando compruebo una vez más que las monedas
no solucionan el problema de la pobreza.

Cuando mi desprendimiento es violento,
peor aún que una muerte no anunciada.

Cuando las hienas se acercan y no las reconozco
Cuando los buitres me sobrevuelan en círculos
Cuando hacerlo todo vuelve a servir para nada.
Cuando debo retroceder y apretar los dientes
Cuando no siento el peso de abandonarlo todo
Cuando me olvido de la contemplación
y acuño mi revancha en el silencio
Cuando camino por los bordes
Y desprecio los árboles
la lluvia
el sol
el aire
el mar
y la sangre.
Entonces sólo el rock
y nada más que el rock.


Marcela Muñoz Molina acá
Pintura:
Michael Babyak
Gracias Marcela

miércoles, 14 de marzo de 2012

La biblioteca fatal


Abres un libro antiguo
y lees en él
tu biografía
ya no hay nada que hacer
estás esperando
a que el viento
pase él solo
la última página

Nicolea Prelipceanu
Pintura:Leduc

martes, 13 de marzo de 2012

A perpetuidad


La cama se comparte
la almohada no.

JÁNOS PILINSZKY
Pintura: Zandomeneghi

lunes, 12 de marzo de 2012

Una fresa


La misteriosa sensación secreta
de sentir una fresa en la boca
nunca se podrá comprar con dinero.
No se conoce la razón
pero una fresa puede hacer que el alma
se ponga al rojo vivo, hasta el fondo.

Esta fresa, me la dieron esta mañana,
me hace tan feliz
que oí al espacio celeste decir

la cosa más deliciosa que haya saboreado.

Jens August Schade
Pintura:Karla Smith

domingo, 11 de marzo de 2012

Domingo


Nunca ocurre nada los domingos.
Nunca encuentras un nuevo amor en domingo.
Es el día de los infelices.
Día de pensión o día de familia.
Las horas más dolorosas de la amante
cuando se imagina a su amado
con sus hijos en las rodillas
mientras su mujer, sonriente,
entra y sale con tentadoras bandejas.
Un día maldito.
Alguna vez tuvo que haber sido diferente.
¿Por qué si no tendríamos todos
que esperar con ansias el domingo durante toda la semana?
¿Quizá cuando íbamos a la escuela?
Pero ya entonces las campanas sonaban
compungidas y grises como lluvia y muerte.
Ya entonces las voces de los adultos
eran débiles e insonoras como si buscasen a tientas
y en vano las palabras dominicales.
El olor a humedad y a pan mohoso,
a sueño, botas de goma y achicoria
ya subía entonces por la escalera
y la calle, que estaba dura, vacía y diferente
de una manera desolada ­
El olor dominical nos forraba
con la gruesa capa de la decepción
que sigue a una expectativa
sin meta específica.
Pero, entonces ¿cuándo? En un lugar anterior a la memoria
hubo felicidad, una expectativa irresistible
que todavía nadie había sido capaz de defraudar.
Entonces las campanas significaban que papá estaba en casa,
el bigote, las negras cejas y el olor a tabaco mascado
estaban allí y allí quedaban, en un lugar cercano,
y quizá la risa de tu joven madre
sonaba más alegre que los otros días.
Es domingo. Tú nunca encontrarás
un nuevo amor ese día.
Estás sentada en el cuarto de estar
apabullada y rígida como una figura de cartón
a los ojos de los niños.
Escarban con los pies
y se pelean sin energía.
«Deberíamos hacer algo», dices.
«Sí», dice una voz detrás del periódico.
Entonces os calláis los dos, porque todo lo que tenéis ganas
de hacer es oculto y secreto
y sería inaceptable para el otro.
Las campanas de la iglesia suenan. Las narices de los niños
se llenan de desesperanzado olor heredado.
Sobre sus dulces rostros se desliza
una fealdad pasajera.
Una luz marchita
nace en sus ojos.
Pero todos esperamos el domingo
toda la semana, toda nuestra vida,
esperamos la ilusión de cientos
de largos domingos vacíos, agotadores.
Día familiar, día de pensión,
el infierno de los amantes secretos.
Ese día en que la nauseabunda grisura de los adultos
impregna a los niños y establece
la incomprensible melancolía dominical de los años venideros.
Tove Ditlevsen
Pintura:Baranov

sábado, 10 de marzo de 2012

Beautiful


Mi corazón está ciego
¿cómo decirle que no tengo alas?

Ioan Morar
Pintura:
Anne Marie Kornachuk

viernes, 9 de marzo de 2012

En el café


Una hermosa canción
un pequeño milagro gracioso,
destila el fonógrafo
mientras yo estoy callado.
Y ante el asombro de todos
quito la silla de debajo de mí
y me quedo sentado en el vacío.
Delante de mí hay una chica
de dientes feos
y mirada huidiza.
Está callada.
-Los dos sabemos
lo que siente el uno
en el interior del otro
y con fuerza de leones
se besan nuestras almas.

Ella se eleva por el aire
y yo también,
suspendidos sobre las mesas
nos hacemos amigos.
Y acompañados de estruendo y aplausos,
por encima del milagro de la canción
nos entrelazamos
y salimos del café girando carruselmente.

Jens August Schade
Pintura:
Brent Heighton

jueves, 8 de marzo de 2012

Autorretrato


Yo no sé:
cocinar
llevar sombrero
ser acogedora
llevar joyas
arreglar flores
recordar citas
agradecer regalos
dar la propina adecuada
retener a un hombre
mostrar interés
en las reuniones de padres.

No puedo
dejar de:
fumar
beber
comer chocolate
robar paraguas
quedarme dormida por la mañana
olvidarme de recordar cumpleaños
y limpiarme las uñas.
Hablar
por boca de otros
revelar secretos
amar
lugares extraños
y psicópatas.
Puedo:
estar sola
fregar platos
leer libros
construir frases
escuchar
y ser feliz
sin mala conciencia

Tove Ditlevsen
Pintura:
Dod Procter

Divorcio 1


El pediría
en caso de divorcio
la mitad
de todo
dijo él.
Medio sofá
medio televisor
media casa de campo
medio kilo de mantequilla
medio hijo.

El piso era de él
dijo él
porque estaba a su nombre.
El caso era
que la amaba.

Ella amaba a otro
cuya esposa iba a pedir
la mitad de todo.

Lo ponía en la ley de matrimonio.
Era tan evidente como
que dos y dos son cuatro.

El abogado dijo
que era correcto.
Ella destruyó la mitad
de todo
y rasgó la declaración de impuestos en trocitos.
Después se fue
al Hogar de la Mujer de la calle Jagtvej
con medio hijo.

Se burlaban del niño en la escuela
porque sólo tenía
una oreja.
Por lo demás la vida también
se podía aguantar así,
ya que no podía ser
de otra manera.

Tove Ditlevsen

miércoles, 7 de marzo de 2012

Poética


Escribir un poema: marcar la piel del agua.
Suavemente, los signos
se deforman, se agrandan,
expresan lo que quieren
la brisa, el sol, las nubes,
se distienden, se tensan, hasta
que el hombre que los mira –
–adormecido el viento,
la luz alta–
o ve su propio rostro
o –transparencia pura, hondo
fracaso– no ve nada.

Angel González

martes, 6 de marzo de 2012

Si


Si puedo evitar que se rompa un corazón
mi vida no habrá sido en vano;
si puedo evitar el dolor de una vida,
o al menos mitigarlo,
o ayudar a un petirrojo desmayado
a llegar de nuevo a su nido,
mi vida no habrá sido en vano.

____________________________


If I can stop one heart from breaking,

I shall not live in vain;
If I can ease one life the aching,
Or cool one pain,
Or help one fainting robin
Unto his nest again,
I shall not live in vain.

Emily Dickinson
Pintura:
Hunt William Morris
Gracias Pilar

lunes, 5 de marzo de 2012

Hipótesis absurda, por fortuna


Si después de estar muerto muchos años

le fuera dado al hombre el privilegio

de volver a la vida

sólo por una hora,

acaso viese el mundo tan hermoso

como jamás lo había imaginado,

y tal vez deseara

seguir en él aunque tan sólo fuese

unos instantes más

para saciar sus asombrados ojos

con toda la belleza de la tierra

-el mar, o las montañas,

la luz llenando el aire puro y quieto

de un día de verano…

Pero si le pidiesen

(y tuviese memoria):

quédate aquí por siempre,

¿qué diría?

Angel González

Pintura:Gary Akers

domingo, 4 de marzo de 2012

Espejo


En las macetas de las terrazas
abandonadas entre ramas secas
han crecido las ortigas.
Las cuidaré.

Martín López-Vega

sábado, 3 de marzo de 2012

Después del amor


Ya no existe la magia,
Nos conocimos como otras personas,
Tus ojos ya no obran milagros,
Tampoco mis besos en tus manos.

Tu has sido el viento y yo el mar,
-¿Esplendores? Nunca más-
He crecido apática como el lago
Que duerme junto a la orilla.

Y aunque el lago esté a salvo de la tormenta,
Y del caprichoso baile de la marea,
Aquello que todos ven en mi como Paz,
Es tan amargo como la oscuridad del mar.
____________________________________

After Love

There is no magic any more,
We meet as other people do,
You work no miracle for me
Nor I for you.

You were the wind and I the sea --
There is no splendor any more,
I have grown listless as the pool
Beside the shore.

But though the pool is safe from storm
And from the tide has found surcease,
It grows more bitter than the sea,
For all its peace.


Sara Teasdale 1884-1933
Pintura:
Haixa Liu

viernes, 2 de marzo de 2012

Calles de niño


En la noche,
si tomabas impulso en la Friseta,
-con un poco de suerte-
llegabas sin dar un pedal,
incluso tenías que frenar fuertemente
para no pasarte de casa.

Hoy, cuando después de veinte años
he vuelto a hacer ese trayecto,
he pensado
que eso fue
para mí
la infancia.

Antonio Orihuela
Pintura:Nancy Muren

jueves, 1 de marzo de 2012

Azar

Cuantas veces tuvimos que encontrarnos
aquí en la calle como desconocidos,
éramos hijos del azar, que pasamos
por la puerta del cielo y nunca lo supimos.

____________________________

Chance
How many times we must have met
Here on the street as strangers do,
Children of chance we were, who passed
The door of heaven and never knew.



Sara Teasdale
Hilario Barrero.
Lengua de madera

Pintura: Hamish Blakely
Related Posts with Thumbnails