viernes, 30 de noviembre de 2012

El amor




Como el viento que encuentra
una rendija
y se cuela en la habitación
y lo desordena todo
libros
facturas
poemas
así llega
en la vida
el amor.
Nada es igual a partir de entonces,
ese caos
es la felicidad.
Pero un día habrá que recoger.
Suerte si no te toca a ti.


K.Iribarren
Pintura: Graber

jueves, 29 de noviembre de 2012

Mi misma



Si mis ideas de Dios,
espesas y revueltas,
las paso por tamiz,
no queda nada,
ni siquiera
las que adorné
a mi medida.

Cecilia Casanova
Pintura:Juan Medina

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Luna llena


Cielo de seda.
Luna llena en Noviembre
y tanta prisa...

Lía Miersch

martes, 27 de noviembre de 2012

Detenerse...




Detenerse es morir
y el viento lo sabe...



F. Ossandón
Pintura:Wyeth

lunes, 26 de noviembre de 2012

Life





Life is so fragile, 
and the present is so rich.


Francisco Varela

domingo, 25 de noviembre de 2012

La libertad


La libertad, Sancho, 
es uno de los más precioso dones
que a los hombres dieron  los cielos; 
con ella no pueden igualarse los tesoros 
 que guarda la tierra ni el mar encubre; 
por la libertad y así como por la honra 
se puede y se debe aventurar la vida...



El ingeniosos hidalgo Don Quijote de la Mancha
 

sábado, 24 de noviembre de 2012

Ese fuego





Ese fuego
siempre encendido
ahí
al fondo
en sus pupilas
como un hotel
de una pequeña ciudad
donde pasarse la vida.

K. Iribarren
Pintura: Annick Bouvier 



viernes, 23 de noviembre de 2012

Mañana, la intemperie


Por si no amaneciera
mañana, que la casa
no parezca vacía;
que todo continúe como al borde
de suceder; no olvides
llenar las copas, como si el vino fuese
una última forma de esperanza.
Y ahí, sobre el mantel, recién partido,
deja también el pan
para que haya un olor a espigas altas
o para que parezca
que hay cosas que aún podrían compartirse sin prisa.
Deja algún libro abierto en cualquier sitio,
Como si fueras a volver muy pronto;
que parezca que todo se ha quedado esperándote.
Que no note la muerte cuando llegue
que en esta casa ya
no vive nadie. Deja
abierta una ventana para que salgan todas
las sombras que vivieron
contigo y para que entre
el ruido de la calle,
el ruido ajeno de la vida;
y trata
de dejar descorridos los visillos
para que así mañana (si amanece),
cuando entre la luz, te reconozca.
Que en tu muerte no haya
Esa misma intemperie que hubo siempre en tu vida.
Guarda en algún espejo
tu mirada y un poco de esa lumbre
que ya no habrá en tus ojos
mañana; y guarda dentro de un cuaderno
el ascua viva de tu tacto. Deja
encendida una vela, o al menos una lámpara,
por si acaso la noche
durara demasiado.
Deja regado un tiesto junto a ti
Porque tal vez conviene
que, cuando ella se acerque, haya en la casa
algo que esté creciendo todavía.
Que al abrir los armarios,
siga todo en su sitio,
que siga intacto el tiempo y el perfume;
que tus ropas no sepan que las has condenado
a ser un hueco donde ya tu cuerpo
tendrá las dimensiones exactas de la ausencia.
Que no sepan tus cosas
que no las necesitas (aunque tardes
demasiado en volver), que no comprendan
que has estrenado la palabra nunca.
Déjalo todo como si esta noche
no fuera a ser la última. No olvides
dejar un libro abierto en cualquier página.
Y deja en los cajones, bien guardado,
lo que no has de llevarte: el limpio aroma
del membrillo, algún verso, aquellos oros
maternales del trigo, y tantos nombres
sin tachar en tu agenda, tantas voces
que aún mañana seguirán llamándote.
Y en un estuche guarda
tu voz, guarda tu aliento
con la última palabra que pronuncies.
Y deja tu ventana bien abierta
para que así mañana la luz te reconozca,
aunque ya sólo seas
un cuerpo roto, un cuerpo sin memoria y con frío;
para que así mañana (si amanece)
siga entrando por ella –aunque tú no lo oigas-

todo ese ruido extraño
y ajeno de la vida.


Pedro A. González Moreno
Pintura: Heye Alphonse

jueves, 22 de noviembre de 2012

Matita verde



Matita verde!...
En la grieta del muro
cuánto consuelo.


Lía Miersch. Gracias.
Pinura: Angel Busca


miércoles, 21 de noviembre de 2012

Sometimes...

 

  
Sometimes I need
only to stand
wherever I am
to be blessed.
 
Mary Oliver
Pintura: Anna Ancher

martes, 20 de noviembre de 2012

La única gente...


La única gente que me interesa 
es la que está loca; 
la gente que está loca por vivir, 
loca por hablar,
loca por salvarse, 
con ganas de todo al mismo tiempo, 
la gente que nunca bosteza 
ni habla de lugares comunes... 
sino que arde, 
arde como fabulosos cohetes amarillos 
explotando igual que arañas entre las estrellas, 
y entonces se ve estallar una luz azul 
y todo el mundo suelta un 
 ¡Aaahhh!

J. Kerouac
Pintura: Bucholz

lunes, 19 de noviembre de 2012

Crítica de la esperanza


Hoy, 19 de noviembre
El avellano tiene yemas verdes
A siete grados bajo cero.
Puede ser su muerte

Ivan Malinowski
Pintura:
Camille Pissarro

domingo, 18 de noviembre de 2012

Cada cosa era un arca...

En 1929, Rainer Maria Rilke dijo: 

"Para nuestros abuelos, una torre familiar, 
 una morada, una fuente, 
hasta su propia vestimenta, su manto, 
eran aún infinitamente más familiares; 
cada cosa era un arca en la cual hallaban lo humano 
y agregaban su ahorro de humano. 
He aquí que hacia nosotros se precipitan, llegadas de EE.UU., 
cosas vacías, indiferentes, apariencias de cosas, trampas de vida... 
Una morada en la acepción americana, 
una manzana americana, o una viña americana, 
nada tienen de común con la morada, el fruto, 
el racimo en los cuales había penetrado la esperanza 
y la meditación de nuestros abuelos... 
Las cosas dotadas de vida, las cosas vividas, 
las cosas admitidas en nuestra confianza, están en su declinación 
y ya no pueden ser reemplazadas. 
Somos tal vez los últimos que conocieron tales cosas".

Rilke
Pintura: Malorgio Salvatore

sábado, 17 de noviembre de 2012

Un perfecto equilibrio...


Todo está regido por un perfecto equilibrio. 
La naturaleza, las plantas, los animales, el hombre, 
toman y dan con una armoniosa ponderación. 
Junto a las altas montañas 
ve usted siempre los valles profundos; 
a la frescura lozana de la primavera 
la sucede la yerta esterilidad del invierno; 
al lado del capullo están siempre las espinas; 
 las épocas de abundancia
son coronadas por épocas de escasez; 
la guerra sigue a la paz y la paz a la guerra, 
formando unos estratos semejantes a los del suelo… 
Ésta es la ley del contraste que rige el mundo. 
Pero al mismo tiempo es la razón de que todo, 
todo, tenga su sentido en el universo. 

Miguel Delibes
La sombra del ciprés es alargada 
Pintura:Dverin Anatoly

viernes, 16 de noviembre de 2012

Nunca más sola



A partir de entonces el mundo se hizo suyo 
a través de la lectura. 
Nunca más se sentiría sola, nunca más añoraría 
la compañía de un amigo querido. 
Los libros se volvieron sus únicos aliados. 
Había uno para cada momento: 
los de poesía eran compañeros tranquilos, 
los de aventuras eran bienvenidos cuando se aburría
y las biografías cuando deseaba conocer a alguien.
Ya adolescente, llegarían las historias de amor.
La tarde que descubrió que podía leer; 
se prometió leer un libro al día 
durante el resto de su vida.

Un árbol crece en Brooklyn. Betty Smith.
Pintura: Jef Larson

jueves, 15 de noviembre de 2012

Este lugar...




“Este lugar es un misterio, Daniel, un santuario. 
Cada libro, cada tomo que ves, tiene alma. 
El alma de quien lo escribió, 
y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron con él. 
Cada vez que un libro cambia de manos, 
cada vez que alguien desliza la mirada por sus páginas, 
su espíritu crece y se hace fuerte. 
Hace ya muchos años, 
cuando mi padre me trajo por primera vez aquí, este lugar ya era viejo. 
Quizá tan viejo como la misma ciudad. 
Nadie sabe a ciencia cierta desde cuándo existe, 
o quiénes lo crearon.
Te diré lo que mi padre me dijo a mí. 
Cuando una biblioteca desaparece, 
cuando una librería cierra sus puertas, 
cuando un libro se pierde en el olvido, 
los que conocemos este lugar, los guardianes,
 nos aseguramos de que llegue aquí. 
En este lugar, los libros que ya nadie recuerda,
 los libros que se han perdido en el tiempo, viven para siempre, 
esperando llegar algún día a las manos de un nuevo lector, 
de un nuevo espíritu. 
En la tienda nosotros los vendemos y los compramos, 
pero en realidad los libros no tienen dueño. 
Cada libro que ves aquí ha sido el mejor amigo de alguien. 
Ahora sólo nos tienen a nosotros, Daniel. 
¿Crees que vas a poder guardar este secreto?”.



La sombra del viento de Carlos Ruíz Zafón

miércoles, 14 de noviembre de 2012

El amor...


"Terminaron por conocerse tanto, 
que antes de los treinta años de casados 
eran como un mismo ser dividido, 
y se sentían incómodos 
por la frecuencia con la que se adivinaban 
el pensamiento sin proponérselo, 
o por el accidente ridículo de que el uno 
se anticipara en público a lo que el otro iba a decir. 
Habían sorteado juntos las incomprensiones cotidianas, 
los odios instantáneos, 
las porquerías reciprocas 
y los fabulosos relámpagos de gloria 
de la complicidad conyugal.
Fue la época en que se amaron mejor, 
sin prisa y sin excesos,
y ambos fueron más conscientes y agradecidos 
de sus victorias inverosímiles contra la adversidad. 
La vida había de depararles todavía otras pruebas mortales, 
por supuesto, pero ya no importaba: 
estaban en la otra orilla."

García Márquez 
El amor en los tiempos del cólera
Pintura:Graham Reynolds

martes, 13 de noviembre de 2012

Una llama

Señor, danos un largo invierno
y música tranquila, y labios pacientes,
y un poco de orgullo antes
de que acabe nuestro siglo.
Danos el asombro
y una llama alta, clara.

Zagajewski
Pintura:Annenkov. Pleasures of winter.

lunes, 12 de noviembre de 2012

La nada




Quisiera no estar triste,
pero la nada insiste.

Karmelo Iribarren

Pintura:Gudiol

domingo, 11 de noviembre de 2012

Habitar



Después de mi lectura diaria de Dostoievski, 
siento una súbita ternura hacia mi pequeña habitación, 
parecida a la celda de una cárcel 
y que es muy distinta al resto de la casa.
Los cuartos en que se vive mucho tiempo 
se impregnan, por así decir, 
de un poco del alma de quien los habita
 y de lo que en ellos piensa.

Itaca blog, graciasLos diarios de una nómada apasionada (1900-1903) 
Isabelle Eberhardt / A. García Ortega traductor
Pintura: Holsoe

sábado, 10 de noviembre de 2012

Embriáguense


Hay que estar ebrio siempre. 
Todo reside en eso: esta es la única cuestión. 
Para no sentir el horrible peso del tiempo 
que nos rompe las espaldas 
y nos hace inclinar hacia la tierra, 
hay que embriagarse sin descanso.
Pero, ¿de qué? 
De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.
 Pero embriáguense.
Y si a veces, sobre las gradas de un palacio,
 sobre la verde hierba de una zanja, 
en la soledad huraña de su cuarto, 
la ebriedad ya atenuada o desaparecida 
ustedes se despiertan pregunten al viento, 
a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, 
a todo lo que huye, a todo lo que gime, 
a todo lo que rueda, a todo lo que canta, 
a todo lo que habla, 
 pregúntenle qué hora es; 
y el viento, la ola, la estrella, 
el pájaro, el reloj, contestarán:
"¡Es hora de embriagarse!"
Para no ser los esclavos martirizados del tiempo,
¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!
De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

    Charles Baudelaire
    Pintura:Graber

jueves, 8 de noviembre de 2012

Sólo los niños





Sólo los niños jugaban con la arena
(les acompañaba el olor narcotizante
de los tilos en flor, no lo olvides)
sólo los niños, aunque también
el diablo, y los dioses menores,
e incluso los olvidados políticos
que incumplieron todas sus promesas
estaban allí y los observaban
con una infinita admiración.

Quién no quisiera ser niño

¡por última vez!

Zagajewski
Pintura: Bogdanov 
Related Posts with Thumbnails