miércoles, 31 de diciembre de 2014

Diciembre




Ahora comprendo por qué 

al promediar diciembre 
mi madre se tornaba pensativa 
Ahora comprendo su silencio 
ahora comprendo su apatía 
Su caminar por las habitaciones 
con la mirada buscando
otras cosas, otras cosas,
lejanas y perdidas. 
Ahora comprendo su voz
que se esforzaba por ocultar
esa lágrima indiscreta que rodaba
por sus mejillas arrugadas 
en diciembre...en diciembre 
Quietud del tiempo
que se detiene por un minuto
al terminar diciembre 
espejos que acusan las ausencias, 
espacios que revelan un vacío. 
Ahora comprendo 
ahora que me lleno de recuerdos 
ahora que mi sombra se desliza 
por las habitaciones
de mi casa antigua 
queriendo encontrar con mi mirada 
esas cosas, esas cosas
que partieron con el último
minuto de diciembre.

María D'Abate
Pintura: Aglaia Papa

martes, 30 de diciembre de 2014

Primer amor


Dicen 

que el primero es el más importante. 

Eso es muy romántico, 

pero no en mi caso. 



Algo entre nosotros hubo y no hubo, 

sucedió y tuvo su efecto. 

No me tiemblan las manos 
cuando encuentro pequeños recuerdos 
y un fajo de cartas atadas con una cuerda 
–si al menos fuera una cinta–. 

Nuestro único encuentro tras los años 
fue una conversación de dos sillas junto a una fría mesita. 

Otros amores 
hasta ahora respiran profundamente en mí. 
A éste le falta aliento para suspirar. 

Y sin embargo justo así, como es, 
puede algo que los otros no pueden todavía: 
no recordado, 
ni siquiera soñado, 
me acostumbra a la muerte.




Wislawa Szymborska

lunes, 29 de diciembre de 2014

Lo que mucha gente llama amor...



“Lo que mucha gente llama amar 

consiste en elegir una mujer y casarse con ella.

 La eligen, te lo juro, los he visto. 

Como si se pudiera elegir en el amor, 

como si no fuera un rayo

 que te parte los huesos 

y te deja estaqueado en la mitad del patio. 

Vos dirás que la eligen porque-la-aman,

 yo creo que es al revés. 

A Beatriz no se la elige,

 a Julieta no se la elige. 

Vos no elegís la lluvia 

que te va a calar hasta los huesos

 cuando salís de un concierto.”

Cortázar
Doisneau

domingo, 28 de diciembre de 2014

Las películas...



Las películas....
nuestra escuela de los domingos.


Fernando Fernán Gómez

sábado, 27 de diciembre de 2014

Nosotros los de la segunda mitad del siglo XX


Nosotros los de la segunda mitad del siglo XX

que rompemos los átomos

que conquistamos la luna
nos avergonzamos
de los gestos delicados
de las miradas tiernas
de las sonrisas cálidas
Cuando sufrimos
fruncimos desdeñosamente los labios
Cuando llega el amor
displicentemente 
nos encogemos de hombros 
Fuertes cínicos
con los ojos irónicamente entrecerrados
Sólo a altas horas de la noche
junto a las ventanas 
herméticamente cerradas
nos mordemos las manos 
morimos de amor

Malgorzata Hillar.

jueves, 25 de diciembre de 2014

Un día bueno




No somos más 

que el tiempo que nos queda 

caminando hacia el olvido 

que seremos. 


Es duro, pero es así. 

El resto, literatura. 

Lo mejor
es no pensarlo mucho:
seguir andando,
tomar cafés, enamorarse,
ver la lluvia..


Karmelo Iribarren
Vincent Giarrano

miércoles, 24 de diciembre de 2014

24 de diciembre...


el día que siempre


regresamos a casa...

martes, 23 de diciembre de 2014

Yo amo la belleza



Yo amo la belleza,
el equilibrio, el cosmos,
los grandes girasoles
de Van Gogh, amarillos,
los canales marrones
de una Venecia rosa,
la luz sobre los árboles
de tu paisaje en frío.
Yo amo las magnolias
y el unicornio extraño,
los efebos, Mykonos,
la magia de los días,
el corazón salvaje
de Brasil verde oscuro,
el sonido de Cuba,
con el son y la salsa.
Yo amo el cante hondo,
la java, las sonatas,
casi todas las fugas
de Bach y de Scarlatti,
Vivaldi, Mozart, Mahler,
Homnegger, Stravinsky,
Rabi Shankar, los Beatles
y Chavela a deshoras.
Y me gustan las arias
de Puccini y el canto
de cualquier ave rara
que me suene a música.
Yo amo la pintura
de Goya y de Kandinsky,
la de Chagall, Klee, Rubens,
Picasso, los egipcios,
sus misteriosos templos,
sus esfinges, pirámides,
el mundo jeroglífico
de sus paredes crema,
el pueblo de los incas,
los aztecas, los mayas,
París, barrio Latino,
allá por los sesenta,
el existencialismo
de Kierkegaard, Brassens,
Piaf, Grecó, los poemas
de Prevert, el misterio.
Yo amo a los poetas
de mi tierra y su gente,
a los cantores libres
cuando arriesgan la pluma.
Yo amo mil etcéteras,
el silencio, el teatro
y los cines de ensayo
con Visconti incluido.
Y me amo a mi misma
y a ti, cuando te dejas. 
Ana María Drack
Pintura: The dregs.H. Watrous

lunes, 22 de diciembre de 2014

Dice Dios:



«Era un asunto urgente; 
me pregunté 
para qué servían mis criaturas 
más extrañas: 
el dragón, 
el ángel, 
el unicornio.
Convoqué a aquellos en los que creía,
reales, poderosos, incontestables;
el baobab, el caballo de labor, 
la montaña acodada en el mar.
Celebraron diez conferencias
sin ponerse de acuerdo.
Así que he conservado
al dragón, al ángel y al unicornio;
pero para evitar algunos malentendidos
he creído conveniente volverlos invisibles.»
Alain Bosquet
Corey Ford

sábado, 20 de diciembre de 2014

Suite francesa






Estaban solos –se creían solos- 
en la enorme casa dormida. 
Ninguna confesión, ningún beso, sólo el silencio…
 Más tarde, conversaciones febriles y apasionadas 
durante las que hablaban de sus respectivos países,
 de sus familias, de música, de libros…
 Los invadía esa extraña felicidad, 
esa prisa por desnudar el corazón ante el otro, 
una prisa de amante que ya es una entrega, la primera,
 la entrega del alma que precede a la del cuerpo.
 «Conóceme, mírame. Soy así.
 Esto es lo que he vivido, esto es lo que he amado.
 ¿Y tú? ¿Y tú, amor mío?» 
Pero, hasta ahora, ni una palabra de amor. 
¿Para qué? 
Son inútiles cuando las voces se alteran,
 cuando las bocas tiemblan, 
cuando se producen esos largos silencios… 


Suite francesa" de Irene Nemirovski.
Bogart...again

jueves, 18 de diciembre de 2014

Dos personas...




Dos personas no pueden encontrarse 
antes de estar maduras para su encuentro... 
obedeciendo la ley irrevocable de sus destinos,
 de sus estrellas, 
de la misma manera que se encuentran dos astros, 
en la infinitud del universo, 
con una exactitud perfectamente determinada,
 en el instante previsto, 
en el instante que pertenece a los dos,
 en la infinitud del espacio y del tiempo..."

Sándor Marai, La herencia de Eszter
"Of all the gin joints in all the towns in all the world, she walks into mine." Casablanca

miércoles, 17 de diciembre de 2014

No te rindas



No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.
 
No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.
 
No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque la vida es tuya y tuyo tambien el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero.
 
Porque existe el vino y el amor, es cierto,
porque no hay heridas que no cure el tiempo,
abrir las puertas quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.
 
Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos,
 
No te rindas por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños,
porque cada día es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estás sola,
porque yo te quiero.

Benedetti
Pintura: Giarrano

martes, 16 de diciembre de 2014

Qué quieres....



¡Qué quieres
el amor pide calle,
pide viento,
no sabe morir 
en la soledad!

Cortázar. Ciao Verona
Giarrano


lunes, 15 de diciembre de 2014

Se mira en el espejo....





Se mira en el espejo,
no hay ninguna señal
de que haya muerto.

María Rosal
Fran Peppers

domingo, 14 de diciembre de 2014

Ni sol, ni versos...



Ni sol,
ni versos,
ni vino.
Hay días en los que
sólo un beso en la nuca
es capaz de aturdirme lo suficiente
como para salvarme del abismo.

Elvira Laruelo

sábado, 13 de diciembre de 2014

Dormimos



Dormimos espalda contra espalda
respetando cada uno
la tierra de los sueños del otro.
Al despertar nos citamos
en el puesto fronterizo.
Allí aprendemos entre brumas 
que dos exiliados hacen un país.

Ana Pérez Cañamares

Foto: Sam Caplat
Related Posts with Thumbnails