domingo, 31 de mayo de 2015

Cuentos de Hadas



Blancanieves se negó a ser sirvienta de los enanos,
y no le permitieron entrar a la casita.
La Cenicienta demandó por maltrato a su madrastra.
Sin escopeta no entro al bosque, dijo Caperucita,
después que el lobo la siguió por primera vez.
(Su abuela nunca abría la puerta sin asomarse antes.)
Piel de Asno se atrevió a denunciar el incesto de su padre.
La Sirenita no murió de amor. Tampoco se ilusionó
con que un príncipe se casaría con ella.
Cuando la Bella conoció a la Bestia, lo quiso tal cual era,
sin esperar milagros de ninguna clase.
Ricitos de Oro ni se atrevió a probar la sopa;
los osos la habrían devorado de inmediato.
La Princesa del Guisante no aceptó dormir
sobre tantos colchones, y les gritó que si dudaban
de su linaje, se fueran todos al infierno.
Alicia jamás viajó al País de las Maravillas
y la Bella Durmiente se acostó, aburrida,
porque nunca le permitieron hacer lo que quería.
Estos son los cuentos, hija mía.
La vida se encargará de contártelos.


Daisy Zamora
Gracias Emma Gunst

sábado, 30 de mayo de 2015

El patio


Por eso a sus amigos les dice casi siempre
 sin temor a equivocarse
que la imagen constante e invariable del mundo 
nunca fue la redonda.
Que el universo tiene la curva exacta de su patio
(los árboles son frases referidas:
"más grandes", "menos verdes", "más altos"
que esa larga palmera que cubre su ventana)
que quiera o no lo quiera,
el mundo tiene aspecto de almendra, 
de dátil, de guayaba.

Elsa López
R. Savignac

El olivar


No hay electricidad

ni cuarto de baño

bebo agua de lluvia y
escribo lunas de cosecha
en todos los cristales.
Soy un bruto,
salgo corriendo montaña abajo
abrazando árboles
me alimento de raíces y
pienso constantemente
en el amor.


Antonio Rigo
Gary Bunt

Gracias Xavier

miércoles, 27 de mayo de 2015

Ya ves qué tontería




Ya ves qué tontería, 

me gusta escribir tu nombre, 
llenar papeles con tu nombre, 
llenar el aire con tu nombre; 
decir a los niños tu nombre 
escribir a mi padre muerto 
y contarle que te llamas así. 
Me creo que siempre que lo digo me oyes. 
Me creo que da buena suerte: 
Voy por las calles tan contenta
y no llevo encima nada más que tu nombre.
.
Gloria Fuertes

domingo, 24 de mayo de 2015

Diagnóstico acertado



Se hincó el viento

y me pegó en la cara.
Caí de espaldas,
con los brazos abiertos:
desguarnecido
y mi cara sola y poca
ante el cielo total.

Entonces

recordé sucesivamente:
mis infantiles paseos por el río,
–cuando la tos convulsa–
el primer beso de Miryam,
mi casamiento con Susana,
los entierros familiares

y, finalmente,

lo que me dijo el médico
en mi visita de anoche:
–Gabriel, está usted muy grave.
Cuídese de que el viento se hinque
y, muy especialmente,
de que le pegue en la cara.


Rodolfo Braceli en Pautas Eneras
Pintura: Deborah Richardson

sábado, 23 de mayo de 2015

Estos días...



Estos días

estuve pensando
con quién 
compartir el fin del mundo.

Hice la proposición

a varias hermosas muchachas
y todas me contestaron

con una cachetada
y un “¡estúpido, qué te piensas!”

Todas…

menos una:
una que me dio un beso
y corriendo fue a aprovisionarse
de harina
y de semillas
y de colores
para cuando el fin del mundo pasara...




Rodolfo Braceli  en Pautas Eneras

viernes, 22 de mayo de 2015

Husos horarios



Mañana al atardecer
Será tu mañana
Para viajar a través de los Husos Horarios
Para encontrarnos
En medio de mi crepúsculo y tu amanecer
Para atrapar el tacto
En la punta de los dedos
Vía telefónica.


Iryna Vikyrchak

miércoles, 20 de mayo de 2015

Lluvia


Con voz de ortiga
y luz de terciopelo
la lluvia crece.

Hilario Barrero

martes, 19 de mayo de 2015

El hijo



¿Quién eras antes, dime?
¿Un ángel? 
¿Un príncipe de cuento?
¿Tal vez un dios? 
¿O un pájaro?
¿O un álamo esbelto?
¿Quién eras? 
¿Un claro arroyo
cruzando un verde bosque de abetos?
¿El capullo de un jardín?
¿ Un pedazo de viento?
¿Quién eras antes, dime? 
¿Por qué  diste a mi vida
 tanto deslumbramiento?
Me basta con tocarte
para que se me apacigüe el pensamiento.
Y me basta con verte
para sentirme a gusto con mi cuerpo.
¿Quién eras, dime?
¡Oh mago
de mi ser descontento!
Con tu varita mágica
me vas cambiando los sueños,
me vas cambiando la vida...
¡Ya no me quejo!
  Susana March

lunes, 18 de mayo de 2015

Perdona a este ladrón



A veces
mi alma se acerca
hasta tu sueño,
y allí
-cuando no le ve nadie-
separa un poco
las pestañas
y te mira.
No soporta que te vayas
demasiado lejos,
ni dormida. 
Karmelo Iribarren
Giarrano

domingo, 17 de mayo de 2015

Escuché tu voz



Escuché tu voz por primera vez
hace un mes
Nunca la habia escuchado
Conocía tu rostro
el color de tu piel
el brillo du tus ojos
Conocía tu vida
los datos
las fechas
relatos y aventuras
y nada de tu voz
que escuché
por primera vez
hace un mes
Grabada
Del altoparlante
salío tu voz
que yo creía ronca
tu voz
en italiano
salío
tu voz
después
de treinta y cinco años
de silencio
preguntas
misterios
Treinta y cinco años
y nunca se me ocurrió
preguntar
¿cómo será tu voz?

Samantha Barendson

sábado, 16 de mayo de 2015

Nunca tuve...




Nunca tuve vocación de tejedora

aunque le di ocasionalmente
a eso del punto de cruz
y sin embargo
desenredo cada noche
el ovillo y las sonrisas
aguardando que el hilo
se tense a contraluz
y te traiga
de vuelta a casa.

Beatrice Borgia

viernes, 15 de mayo de 2015

Lo que hago en ti



Lo que hago en ti
lo que haces en mí,
es lo que quedará después
cuando no estemos.


Begoña Abad
Foto: Doisneau

jueves, 14 de mayo de 2015

Soy la mujer del viento




Soy la mujer del viento
etérea como el mejor
de tus sueños

suspiro en tus labios
abiertos

acaricio claros de luna
en tu pelvis
alzada al vuelo;

mujer de arena y agua
despuntando brotes
de gloria

humedad cautiva
de miradas lascivas

danzando con descaro
entre los pliegues
de tu tez morena;

mujer de fuego eterno
devorando cada segundo
tu deseo
despierto

encendemos la ternura
comulgando las palabras
mueren la angustia
y el recelo

nuestros sexos
entonan un canto perfecto
en las mañanas
de invierno;

soy el quinto elemento
arrasando tu alcoba.


Beatrice Borgia

martes, 12 de mayo de 2015

No me vengas con cuentos



No me vengas con cuentos
de príncipes encantados
ni reinos con sabor a chicle.

Al final del día
pedirás una cerveza fría
antes del partido de la Champions
mientras esperas que la cena
(como por arte de magia)
aparezca en tus rodillas.

No me digas que seré la reina
a lomos de tu corcel blanco.

Cenicienta trabaja en el Puerto de diez a seis
Blancanieves empeñó su corona para llegar a fin de mes
a Pocahontas se le cayeron las trenzas tras el cuarto parto
y Tiana fue diagnosticada con trastorno obsesivo compulsivo
tras besar al sapo quinientos veintinueve.

Así que cierra el pico.
Sólo quiero que bloquees el ascensor
antes de llegar al quinto piso
me empales sin armadura
y me saques los colores

(los tres, a ser posible).
 Beatrice Borgia              

lunes, 11 de mayo de 2015

Porque...



Porque la danza salvaje del amor
 les destruía el corazón.


Pizarnik

domingo, 10 de mayo de 2015

Si yo pudiera...



Si yo pudiera detener el tiempo
y volver a verlas...

sábado, 9 de mayo de 2015

Casi invisible


Lo que no entendía entonces, pero ahora sé demasiado bien, 
es que las chispas contienen el deseo de aliviarse de su carga de luz.
Y por eso, ya no escribo más y por eso, lo oscuro es mi libertad y mi alegría.
___________________________________________
What I had not realized then, but now know only too well,
is that sparks carry within them the wish to be relieved of the burden of brightness. 
And that is why I no longer write, and why the dark is my freedom and my happiness.
Mark Strand.
Traducción María Negroni
Pintura: John Dubrow


jueves, 7 de mayo de 2015

Y quién....



"...¿y quién no tiene un amor?
y quién no goza entre amapolas?..."

Pizarnik
Pintura: Call me red by Nora Kasten.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Compañeros




Y yo te acompaño. Voy contigo. Hablamos.

No nos separa nada: ni distancia, ni sexos.
Vamos del brazo juntos, caminando
como dos compañeros.
A veces te detienes. Levantas la cabeza.
Miras, sin ver, el cielo.
Y es como una cascada
de luz sobre mis hombros tu silencio.
Sonríes contemplando
la inmensa soledad del campo abierto,
y dices algo hermoso
sobre el río, los álamos, el pueblo...



Susana March
Pintura: Steve Hanks

martes, 5 de mayo de 2015

El tiempo...



El tiempo se encargará
de los últimos detalles.
Raúl Orozco 

lunes, 4 de mayo de 2015

En la belleza ajena



Sólo en la belleza ajena
hay consuelo, en la música
ajena y en los poemas ajenos.
Sólo en los otros hay salvación,
aunque la soledad sepa como
el opio...

Zagajewski
Pintura: Emile Vernon

domingo, 3 de mayo de 2015

El cine Potencia



La pantalla del cine Potencia podía acoger
cualquier película y cualquier imagen;
los indios se encontraban aquí como en casa,
pero los héroes soviéticos
tampoco podían quejarse.
Al acabar la sesión se hacía un silencio
tan profundo que la policía se inquietaba.
Pero por la tarde la ciudad dormía con la boca
abierta, como un niño en el cochecito.
Al atardecer a veces se levantaba viento
y en el crepúsculo la tormenta centelleaba
con un resplandor irreal, violeta.
A medianoche en el límpido cielo
volvía la frágil luna.
Parece que algunos domingos
Dios estaba cerca.

Zagajewski

sábado, 2 de mayo de 2015

Visita



A veces, en noches así
sin un por qué e inevitablemente
desde rincones ignorados llega
con rostro taciturno, envejecido,
la tristeza, como una buena amiga.
La miro desde todas mis tibiezas,
abro ante ella plenitud de alas;
enciendo los azahares,
tejo nubes, 
le ofrezco piñas y zumo de jazmines;
entibio los recuerdos, enlazo sueños, 
pongo en sus manos mis propios aleteos
intento compartir algún camino,
algún pino encendido en cantos...
Ella calla, sonríe y lentamente,
imperceptible y sutil
penetra mi alma.

Jesuina Sánchez
Pintura: André Kohn
Related Posts with Thumbnails