martes, 26 de agosto de 2008

Confieso...


Comenzaré por decir, sobre los días y años de mi infancia,
que mi único personaje inolvidable fue la lluvia.
La gran lluvia austral que cae como una catarata del Polo,
desde los cielos del Cabo de Hornos hasta la frontera.
En esta frontera, o Far West de mi patria,
nací a la vida, a la tierra, a la poesía y a la lluvia.

Neruda
Pintura: After the rain, Arkhip Kuindzhi, 1870

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Neruda tiene una prosa tan buena como su poesía.

Pamela dijo...

Una gran confesión de don Pablo. Comparto la opinión de "anónimo". Su prosa es impecable.

auroraines dijo...

Soberbio. Permiso Beatriz tomo el texto...la poesía de Neruda, la lluvia austral, que bellas!
Gracias.

Related Posts with Thumbnails