jueves, 6 de octubre de 2016

jueves, 22 de septiembre de 2016

Una vez...



Una vez, una sola vez,
El agua entre mis palmas,
La sombra de la higuera sobre mi casa
Una vez, una sola vez,
El agua en mi lengua, el resplandor del sol
Entre mis dedos.
He vivido, pase lo que pase,
Este momento de aire y de luz,
Esta plenitud de sed.

 Liliane Wouters

jueves, 15 de septiembre de 2016

Al final del amor...


Al final del amor está el amor.
Al final del deseo está la nada.
El amor no tiene comienzo ni fin.
Él no nace, resucita.
Él no encuentra, reconoce.
Él se despierta como después de un sueño
donde la memoria ha perdido las llaves.
Se despierta con los ojos claros
y se dispone a vivir su jornada.
Pero el deseo insomne muere con el alba
después de haber luchado toda la noche.
Algunas veces el amor y el deseo duermen abrazados.
En esas noches se ven la luna y el sol.

Liliane Wouters
Giarrano

jueves, 8 de septiembre de 2016

Todo está en la infancia...



Todo está en la infancia, 
hasta aquella fascinación que será porvenir,
que sólo entonces se siente
como una conmoción maravillosa.

Pavese
Anker

sábado, 3 de septiembre de 2016

Las sombras anteriores



Aquel brillo asustado de tus ojos, cuando la tarde
derramaba su cansancio sobre la ciudad.
Aquella impotencia del deseo, del amor amenazado,
oprimido por un peso ajeno
a nosotros, a nuestra fuerza, a nuestra
capacidad para arrodillarnos ante el dolor.

La luz cayó sobre tu piel, dejando
en ella un sabor dorado, un halo de dulzura sin historia.

Pero luego el recuerdo aproximó sus redes
y el pasado alzó sus voces enterradas.

No había nadie. Sin embargo,
una impensada presencia, un implacable
mandato de regreso a los orígenes
se impuso de repente.

                                        Cuando llegó la noche
se nos hizo difícil avanzar por las calles,
dirigir nuestros pasos hacia el lecho
en el que convivían el fuego y el olvido.
No era posible decir las palabras de siempre,
pronunciar los augurios de cada día.
Porque tu país nos llegaba a través del olor de la lluvia,
y el tiempo se negaba a ser piedra sin fecha,
camino detenido, huella leve.

Las tierras lejanas que yo había visto
se agolparon de pronto delante de cualquier sonrisa,
y se detuvo el aire de la madrugada,
y comenzaron a despertarse en mi memoria
las temidas imágenes, los avisos
de una costumbre que no me había abandonado,
que defendía su antigua conquista.

Tuvimos que olvidar los círculos recientes,
las aproximaciones asumidas, los sabores
de la oscuridad deseada, de las cálidas luchas.
Y vimos cómo iba creciendo la sombra junto a nuestro
                                                                             abrazo.
Y cerramos los ojos porque teníamos miedo.


 Eloy Sánchez Rosillo

miércoles, 24 de agosto de 2016

Mi cansancio...



Mi cansancio
mi angustia
mi alegría
mi pavor
mi humildad
mis noches todas
mi nostalgia del año
mil novecientos treinta
mi sentido común
mi rebeldía.

Mi desdén
mi crueldad y mi congoja
mi abandono
mi llanto
mi agonía
mi herencia irrenunciable y dolorosa
mi sufrimiento
en fin
mi pobre vida.

Idea Vilariño.

viernes, 19 de agosto de 2016

Albada



Dispusimos el cuello 
como quien mira pájaros. 
Un filo descendió
justo hacia 
la amapola de amor 
que habíamos tragado. 
No cerramos
los ojos
tú rozaste mi herida 
hasta la aurora.

Ada Salas

martes, 16 de agosto de 2016

No te conformes...




No te conformes con un amor
ámalo todo
y ama en extremo
es la única manera
de jamás estar solo.


Pilar de César Gómez

viernes, 12 de agosto de 2016

Cuando...




Cuando estoy contigo, 
estamos despiertos toda la noche

Cuando no estás, 
no puedo dormir
¡Que Dios bendiga estas dos insomnias!
y la diferencia entre ellas


Rumi

jueves, 11 de agosto de 2016

Extrañar


(del lat.extraneâre)
1. acción de ser a medias;
2. estar en dos lugares a un tiempo y en ninguno;
3. abrir un cajón y oler a hueco;
4. ser un extraño en tu lugar de nacimiento.

Alfonso Brezmes
Erica Hopper

lunes, 8 de agosto de 2016

Contigo...



Contigo junto a mí 
veo pasar de largo la tristeza.

Irene Sánchez Carrón

viernes, 5 de agosto de 2016

Yo lo había sentido...



"Yo lo había sentido, muchas veces, 
el amor en reserva.
 Hay en cantidad. No se puede negar.
 Sólo, que es una pena 
que siga siendo tan cabrona, la gente, 
con tanto amor en reserva. 
No sale y se acabó.
 Se les queda ahí dentro, 
no les sirve de nada. 
Revientan, de amor, dentro".


Louis-Ferdinand Céline
Ansell

sábado, 30 de julio de 2016

Ha de bastarnos...


De la renuente materia, 
 ¿Qué se puede obtener? 
Nada,
 belleza a lo sumo. 
 Así pues,
 el cerezo en flor ha de bastarnos
 Y los crisantemos 
y la luna llena.  


 CZESLAW MILOSZ

miércoles, 27 de julio de 2016

Viniste...




Viniste sin querer
para enseñarme
el accidente sin valor
que es esta vida
y el recuerdo 
de la auténtica verdad
el amor
allá donde exista.


Pilar de César Gómez
Nathalie Picoullet

viernes, 22 de julio de 2016

Tiro de ti...



Tiro de ti
te zarandeo
intento zafarme luego

agito tu corazón
para sentir de cerca
el cordel de sangre 
que nos une

te llamo constantemente
en puro acoso
mutuo y consentido
a gritos
a susurros

sólo el alma libre
conoce el doloroso precio 
de dejarse vencer
de abrazar la delicia del yugo
que inevitable
que involuntario
que catastrófico
es terriblemente amado.


Pilar de César Gómez

martes, 19 de julio de 2016

El...



El no dijo nada,
pero ella lo oyó.

lunes, 18 de julio de 2016

Una mano tomó la otra...



"Una mano tomó la otra
le dijo no te escondas
le dijo no te cierres
le dijo no te espantes

una mano tomó la otra
puso un anillo al dedo
puso un beso en la palma
y un puñado de amor

las dos manos se tomaron
levantaron una fuerza
para tirar paredes
para abrirse los caminos"


Clarisse Nicoïdski

jueves, 14 de julio de 2016

Me gustas cuando llueves...

  


Me gusta cuando llueves,
ese tiempo muerto en que tu mano
acaricia mi paisaje mansamente
lo detiene y lo descansa
y yo recojo el fruto.
Es el regalo
tu voz que despacio me alimenta
y calma la sequía de los bosques.
Es el verano
y no importa dónde estés
que lloro de tu lado
mientras llueves
eternamente recostado sobre mí
dentro te acompaño
te enseño el reflejo en el cristal
que es tu imagen como yo la veo.
No te muevas.
Deja que vaya a buscarte
mientras la lluvia cae sobre el asfalto
en las terrazas
en la fucsia buganvilla de tu patio
en los tejados de tu desesperanza
permíteme que llueva contigo
permítete pedirme que me quede
mientras llueve.   

Pilar de César Gómez
Gracias Pilar.

                    

domingo, 10 de julio de 2016

Cae la lluvia...



Como en el verso 
de Verlaine cae la lluvia 
en mi corazón.



Félix Morales
Colombo

viernes, 8 de julio de 2016

Vocación




“La vocación del poeta es la vocación



del carpintero, de aquel que está

metido en un taller quitando un

pedacito de madera...”


Darío Jaramillo


ooDramillo Agudelo

martes, 5 de julio de 2016

Antes...



Antes de que abandones
el aire
quiero que sepas que fuiste
importante como el pan fresco

el arco iris, las estrellas, el color índigo
y los puentes de París
.
Luisa Futoransky 
Gracias Malena Ezcurra

domingo, 3 de julio de 2016

Sadi



No era por azar que el tiempo
transcurría desde entonces
más despacio: nos daba tanta pena
ver llover cada domingo
y mirábamos pasar la vida
que pasaba.
A menudo era suficiente.
Pero otras tardes la soledad,
aquella perra gris y coja,
mordía nuestros brazos
con ahínco, guardaba la casa
de todo lo perverso.
Y nos hacía llorar.

Luis Miguel Rabanal
Del blog de Javier
Foto: Linda Reynolds

miércoles, 29 de junio de 2016

Se busca...



Se busca
rincón a resguardo
hasta que amaine la tristeza,
necesarias vistas a una arboleda,
libros y buena calefacción.
Se valorará mano amiga
que sostenga la mía
en los días más grises,
de los negros ya ni hablamos.
Indispensables chimenea
y chocolate negro
en el armario de la cocina,
que ha de ser blanco,
como las puertas,
las cortinas
y las macetas.
Firmo contrato a prueba
hasta fin del primer invierno.
Pago en versos.


Elvira Laruelo
Gracias.

lunes, 27 de junio de 2016

El peso de lo intangible



Les juro que antes yo era de roca.
Las turbulencias en los aviones me daban risa.
No les temía a los maleantes
(podía perseguirlos, insultarlos, escupirles).
No pensaba en desgracias, en seguros de vida, en coberturas médicas.
No me asustaban los resultados de laboratorio.

Ahora, en cambio me aterran los estornudos

las toses me dejan pálida.
Tiemblo apenas el cielo se pone un poquito oscuro.
Contrataría a un brujo a tiempo completo
para que me dijera si va a refrescar.

Tener un hijo lo cambió todo.

Carla Pravisani
Steve Hanks
del blog de Emma Gunst. Gracias!

martes, 21 de junio de 2016

Invierno



Ahora que el invierno se acerca
en la soledad de las frías calles
donde antes caminaba la belleza,
la piel tersa objeto de deseo,
y la tiniebla aguarda tras los cristales
dormidos en silencio,
ahora que el invierno se acerca,
pocas cosas pido a la fortuna,
algo de frugal alimento
y un lecho no demasiado viejo
donde pueda descansar mi cuerpo ya cansado,
unas raídas ropas que envuelvan
mi carne débil y salven
del feroz viento y la lluvia moribunda,
unos cuantos libros de poemas
y un antiguo tocadiscos donde poder escuchar
the food that i´m eating is suddenly tasteless,
y si es en extremo generosa
un cuerpo de mujer que poder
abrazar en medio de la madrugada
y mantener así alejados de mi puerta
el dolor y la muerte.

Ismael Cabezas

sábado, 18 de junio de 2016

Y entonces...



"Y entonces se enamoró, 
de la única forma 
en que las mujeres inteligentes 
pueden enamorarse…
 Sí, así como una “idiota”;
 aunque él nunca fue capaz de entender 
todos los poemas que le leía
 para explicar su amor…" 

Ángeles Mastretta

miércoles, 15 de junio de 2016

No vemos...




"No vemos dos veces 
el mismo cerezo ni la misma luna
 sobre la que se recorta un pino. 
Todo momento es el último porque es único.
 Para el viajero, esa percepción se agudiza
 debido a la ausencia de rutinas 
engañosamente tranquilizadoras, 
propias del sedentario,
 que nos hacen creer que la existencia 
va a seguir siendo como es por algún tiempo".

Marguerite Yourcenar

domingo, 12 de junio de 2016

Voy....




Voy a poner a secar mi espíritu
al igual que esos frutos
que uno ve en los tejados
camino a la costa
Es demasiado joven para mí.

Cecilia Casanova
Mary Jane Ansell
Related Posts with Thumbnails