jueves, 21 de febrero de 2019

La destrucción y el amor




Se querían, sabedlo (Vicente Aleixandre)

Se querían.
Ocultos, pusilámines,
como ratones ciegos en su rueda infinita.
Al principio sufrían por la luz.

Se citaban de noche
primero en los tranvías de azul amaneciendo,
después en los garajes,
o en las bocas de metro,
o en la senda escondida
hallada en algún parque.

Se rendían
al arrecife calcáreo del deseo.

Su cuerpos se buscaban
como busca la herida el salitre del tiempo.

Se querían
como las flores a las espinas hondas,
a pesar del misal y la ceniza,
de los ciclos bursátiles,
de la murmuración de los serenos.
De los viajes de él

                    la costura de ella
(y la culpa acechante
como un rifle apostado en cualquier agujero).

Se querían de noche, cuando los perros hondos
nunca en los cines
nunca entre las familias
que arropan a sus hijos.

Se querían.
Sabedlo

La casa grande. Rosana Acquaroni

miércoles, 20 de febrero de 2019

Baldío




El niño que fui se asoma furtivo
desde mis ojos al rincón del paisaje.
Entre la dureza austera de los edificios
y la amplia sonrisa colorida de las ventanas
aquel rincón que queda del paisaje
pertenece intacto al niño que fui entonces
y el niño que fui entonces desciende
alborozado de mis ojos, se desliza
entre los juncos, tira piedras a las lagartijas
y salta sobre viejas hojas de zinc
herrumbroso, en un escenario perfecto de girasoles
antiguos. Salgo entonces de allí
y el niño que fui regresa extenuado
y se duerme a la sombra de mis ojos.

Rui Knopfli
Doisneau

miércoles, 13 de febrero de 2019

Decíamos ayer




He encontrado en las páginas primeras 
de la mañana, por sorpresa, el hilo 
de la memoria, el esquivo poema 
que contiene la vida. Es muy temprano. 
Estamos en septiembre, queda poco 
para decir adiós a todo esto 
hasta el año que viene. 
Hace días que llueve mansamente 
sobre el mundo, hay un cazo de leche 
y un presagio que humea en la cocina de carbón 
como una despedida. Qué pronto pasa un año. 
La abuela corta el pan en rebanadas 
todas iguales, como si fuera un dios, 
y me mira muy hondo cuando dice: 
e cedo, negra sombra, ¿ti nunca tes acougo? 
No sé qué contestar, todo es confuso. 
Tengo muy pocos años –me supongo– 
y hay cosas que no entiendo todavía. 
Le pido que me explique las razones del frío 
o cómo puede ser que aquel muchacho 
llegara a presentir, siempre callado, 
lo que iba a ser la vida después de algunos años, 
lo que iba a estar haciendo en esta tarde 
sin nadie: devanar la madeja de los días, 
volver la vista atrás, tirar del hilo. 


Alfredo Buxán
James Guppy

lunes, 11 de febrero de 2019

Momentos




¿Qué haces?
Nada. Sólo
miro llover
sobre la plaza.
Y se sentó a su lado.
Y se sumó,
en silencio,
a aquella celebración
de la nostalgia,
a aquella exuberancia
de la melancolía.


Karmelo Iribarren
Leonid Afremov

sábado, 9 de febrero de 2019

Cronopio



"No es fácil ser cronopio.
 Lo sé por razones profundas,
 por haber tratado de serlo a lo largo de mi vida;
 conozco los fracasos, las renuncias y las traiciones.
 Ser fama o esperanza es simple, 
basta con dejarse ir y la vida hace el resto.
 Ser cronopio es contrapelo, contraluz, contranovela,
 contradanza, contratodo, contrabajo,
 contrafagote, contra y recontra
 cada día contra cada cosa que los demás aceptan
 y que tiene fuerza de ley."
Julio Cortázar
Quint Bucholz

miércoles, 6 de febrero de 2019

El centro del amor



El centro del amor
no siempre coincide 
con el centro de la vida.
Ambos centros se buscan entonces
como dos animales atribulados.
Pero casi nunca se encuentran,
porque la clave de la coincidencia es otra:
nacer juntos.
Nacer juntos,
como debieran nacer y morir
todos los amantes.


Roberto Juarroz

lunes, 4 de febrero de 2019

Un amor más allá del amor





Un amor más allá del amor, 
por encima del rito del vínculo, 
más allá del juego siniestro 
de la soledad y de la compañía. 
Un amor que no necesite regreso,
pero tampoco partida. 
Un amor no sometido 
a los fogonazos de ir y de volver, 
de estar despiertos o dormidos, 
de llamar o callar. 
Un amor para estar juntos 
o para no estarlo 
pero también para todas las posiciones 
intermedias. 
Un amor como abrir los ojos. 
Y quizá también como cerrarlos.


Roberto Juarroz

domingo, 27 de enero de 2019

Sin embargo...



Sin embargo te advierto que estamos cosidos
A la misma estrella
Estamos cosidos por la misma música tendida
De uno a otro
Por la misma sombra gigante agitada como árbol
Seamos ese pedazo de cielo
Ese trozo en que pasa la aventura misteriosa


Vicente Huidobro
Woitzik

sábado, 26 de enero de 2019

Algunas tardes


Una tristeza insólita
me invade algunas tardes.
La de hoy es una de ellas.
En el sombrío cuarto de estar
triste,
permanezco a la espera
de que la luna certifique la defunción del día.
Este es por fin el cuarto
menguante de una luna llena
de macilenta luz
que me confirma lo que yo esperaba:
el día
que tanto me dolía ya se ha muerto.
Y la noche es el sueño: al fin, la nada.


Ángel González
Luna en el Estrecho de Magallanes, enero 2019

lunes, 21 de enero de 2019

Beatus Ille




Felices los que se saben felices,
porque los que lo son sin saberlo
son unos desgraciados.
Felices los mediocres,
porque pueden elegir dos caminos.
Felices los que no han leido a Borges,
a Yourcenar o a Cortázar,
porque pueden hacerlo todavía.
Felices los poetas y los tontos
porque al menos creen que son felices.
Felices los que tienen bastante,
porque su necesidad no crece
y su tesoro no mengua.
Felices los que buscan la felicidad
en donde nunca se esconde,
porque su mala vista les reserva
la verdadera felicidad 
de poder seguir buscando.

Brezmes
Hamish Blakely

miércoles, 16 de enero de 2019

Te amo...



Te amo como aman las cigüeñas
a las viejas catedrales:
fieles aves que regresan
al milagro de sus nidos,
sin una pizca de fe.

Alfonso Brezmes
Modigliani

sábado, 12 de enero de 2019

Si...




Si la vida diaria te parece pobre, 
no la culpes. La culpa es tuya. 
No eres tan buen poeta 
como para percatarte de su riqueza.

Rainer Maria Rilke
Kuindzhi

martes, 8 de enero de 2019

Punta Arenas



De la infancia me traje la nostalgia,
Los huesos de ballenas en los patios,
Los vestigios tristes de una raza noble
Extinguida con estricnina y balas.
La mar de fondo
El viento
La nieve silenciosa
Los pañuelos
Las mujeres dulces
tras las carrozas
De caballos enlutados
El viento antártico
Las nubes solas
Los oscuros petreles
Los barcos varados
En el fin del mundo
Una tienda donde vendían
Restos de naufragios
Un cementerio cerca de mi casa
Las suaves ensenadas
Los guanacos de ojos dulces
Las ovejas
Los lupinos
Y los sueños

Pamela Palma

(Vengo regresando de mi tierra en el sur del sur, viento, luz y agua.)

miércoles, 2 de enero de 2019

Happy New Year




Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestas tu mano en esta noche
de fin de año de lechuzas roncas?
No puedes, por razones técnicas.
Entonces la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Así la tomo y la sostengo,
como si de ello dependiera
muchísimo del mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de los gallos, el amor de los hombres.


Cortázar

martes, 25 de diciembre de 2018

Feliz Navidad





Toda la naturaleza 
es un anhelo de servicio.  
Sirve la nube, 
sirve el viento, 
sirve el surco.  
Donde haya un árbol que plantar, 
plántalo tú; 
donde haya un error que enmendar, 
enmiéndalo tú; 
donde haya un esfuerzo
que todos esquivan, 
acéptalo tú.
G.Mistral
Pintura: Filippo Lippi

¡Feliz Navidad a mis escasos y fieles lectores!  Repito un saludo de hace ya 6 años, porque me encanta Gabriela.

domingo, 23 de diciembre de 2018

Remedios antidomingo



En esas horas
en que el suicidio 
no parece un disparate.
Mejor refugiarse en cualquier medicamento:
Un libro hipnótico
un gesto anticolvusivante.
Una ansiolítica tarde
sin malos pensamientos.

Tal vez algo de vino tinto
y antipánico.
Y miorrelajantes caricias 
homeopáticas.

Nada de muertos en noticias policiales,
ni polos derretidos, o tigres africanos.
Urge olvidarse de ayeres y mañanas
que nos conduzcan a la angustia del fracaso.

No disculpes la situación en esas horas
en que el suicidio no parece un disparate
pues toda precaución resulta poca
ante la tentación del somnífero balazo.

Marcelo Suárez de Luna
Detail of Nighthawks. Hopper



jueves, 20 de diciembre de 2018

Palabras



Sólo te pido que recuerdes
La luz de aquel amanecer
Que hemos amado tanto.

He derrochado contigo
Tantas palabras que creíste
Ciertas,
Que palpitaban,
Que vivían 
Y amé en ti mis palabras.

Cuando dejé de amarlas,
Te perdí.

Jacobo Regen

martes, 18 de diciembre de 2018

Poesía



“Poesía es uno de los más bonitos
apodos que damos a la vida”
Jacques Prévert

sábado, 15 de diciembre de 2018

Dream a little dream of me



Invítame a tu sueño,
déjame compartir esa película
donde el tiempo es deforme y el deseo se cumple.
Sueña un poco conmigo y te prometo
ser la mujer perfecta
para ti, mientras vivas con los ojos cerrados.
Te besaré con labios de cereza,
mezclaré sabiamente la pasión con ternura
y cuando llegue el alba me iré sin hacer ruido.

Amalia Bautista

viernes, 14 de diciembre de 2018

Autobiografía



Vengo de un lugar
que me persigue;
voy hacia un lugar 
que huye de mí.

Entre ambos lugares sucedo:
este espacio entre paréntesis,
estos puntos suspensivos
en la nieve
de las páginas de un libro
que se borra al escribirse.

Huellas de alguien
que dice que soy yo.

Alfonso Brezmes
Quint Buchholz

jueves, 13 de diciembre de 2018

Los detectives perdidos

Para MSdeL



Los detectives perdidos en la ciudad oscura.
Oí sus gemidos.
Oí sus pasos en el Teatro de la Juventud.
Una voz que avanza como una flecha.
Sombra de cafés y parques
Frecuentados en la adolescencia.
Los detectives que observan
Sus manos abiertas,
El destino manchado con la propia sangre.
Y tú no puedes ni siquiera recordar
En dónde estuvo la herida,
Los rostros que una vez amaste,
La mujer que te salvó la vida.

Roberto Bolaño

lunes, 10 de diciembre de 2018

Fue posible...


Fue posible que yo no te supiera
cerca de mí, perdido en las miradas?
Los ojos me dolían de esperar.
Pasaste.
Si apareciendo entonces
me hubieras revelado
el país verdadero en que habitabas!
Pero pasaste
como un Dios destruido.
Sola, después, de lo negro surgía
tu mirada.


Jaime Gil de Biedma
Blakely Hamish

domingo, 9 de diciembre de 2018

Amante de lluvia


Vienes, desde tan lejos, a mis ojos 

y los ciegas de llanto.

Ciegos también tus ojos y los míos

bajo aquel aguacero de la noche

primera, palpándonos los rostros

para encontrar los labios y bebernos.

La lluvia generosa que caía

inundó de alegría la pobreza

de un domingo cualquiera,

que ya es único y nuestro,

y nos hizo sentirnos inmortales

(no puede ser humana tanta dicha),

anegados en besos, agua y risas.



¡Ay, amante de lluvia y alegría,

detenido para siempre en la noche que te amé!

Tan ido como el viento codicioso

que robaba los oros

a los dormidos árboles

y empujaba tu cuerpo contra el mío,

me vienes a la mente, de improviso,

volando la hojarasca

que otoño tras otoño te ocultaba.

Y la plaza sonora de la boca,

convertida en un pozo de silencios

donde oxidadas yacen las palabras

con su vaho levísimo de escombros,

se me llena de aquel urgente jugo

donde saltaban vivos, como peces, los besos.



Perdido y sin retorno, amor,

y yo ya acostumbrada a tanta ausencia,

de repente me vienes como un rayo

directo al corazón, reseco de cenizas,

y sangra la amapola disecada.

Tan lejos y tan ido, en un instante

te haces dueño de mí, lunar e intacta,

sólo con ver tu foto en los diarios..

Elvira Daudet


Related Posts with Thumbnails