domingo, 10 de agosto de 2008

Zaquizamí


Y si pudieras resucitar
de entre las piedras de Toledo
sólo un día de ese tiempo ido
y caminaran por tus callejas
confundidos los rezos
entre los pilares de un viejo templo.
Si el grito del torreón de la mezquita dorada
resonara en la luz de los vitrales de las iglesias
y reposara en el misterio de la sinagoga
busco y busco
en este viejo zaquizamí
las páginas perdidas del único libro
para leerlo ahora
como un sólo hombre.


Toledo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué misterio hay en este poema, que nos lleva a otro tiempo, a otra visión del mundo, a otros códigos.
Buen poema, distinto, enigmático.

Antiqva dijo...

Que bello, amiga, pensar que por esa puerta ha pasado uno y que ahora, desde quien sabe donde, tu la evocas...

Related Posts with Thumbnails