sábado, 18 de abril de 2009

Día de otoño


Señor: ya es la hora. Muy largo fue el verano.

Tiende tu sombra sobre el solar reloj,

y suelta a los vientos sobre el campo.

Manda a los tardíos frutos que se colmen;

concédeles dos días más de sol,

empújalos hacia su plenitud y pon

la última dulzura en el cargado vino.

Quién ya hogar no tiene, no lo construirá.

Quién solo esté, por mucho solo quedará,

sabrá velar, leer, epístolas escribirá

y por errantes sendas

inquieto vagará, mientras las hojas baten.

Rainer Maria Rilke

Traducción: Elena Salajan

Pintura: Fern Coppedge

5 comentarios:

Ulysses dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ulysses dijo...

Tienes razón,es hora de que llegue el otoño, acá en Santiago aún es verano.
muy bueno el poema de Rainer Maria Rilke, y la pintura preciosa de un autor desconocido para mi.

Gracias por darnos a conocer tanta belleza.
Saludos

carmensabes dijo...

Cuanta belleza mi Dios!!
La pintura es alucinante, no conocía tampoco este artista, y Rilke es delicioso siempre..

Gracias, me encanta llegar hasta aqui!!

auroraines dijo...

Preciosa pintura del otoño, en los colores y las letras.
Te dejo un abrazo

Rochitas dijo...

esta pintura acompañando sus letras ayudan a volar y tal vez a pensar en las generosidades del otoño.

Related Posts with Thumbnails