jueves, 2 de abril de 2009

El dolor


El dolor envejece más que el tiempo,
este dolor dolor que no se acaba,
y que te duele todo todo todo
sin dolerte en el cuerpo nada nada.
A tantos días de dolor se muere uno,
ni la vida se va, ni el corazón se para,
es el dolor acumulado el que,
cuando no lo soportas,
él te aplasta.
Mi accidente será un buen epitafio:
Cuando una calle bajo el sol cruzaba,
de dolor - o de amor - es lo mismo,
murió desbaratada


Gloria Fuertes .

Pintura: Jeff Larson

3 comentarios:

Ana dijo...

Y algunas veces le recordaban que escribía para niños ¡Qué cosas!

Al pararnos a localizar el foco de dolor, no existe etiología que sea física. No encontramos cómo remediar con píldoras, ni jarabes... Tal vez una transfusión sanguínea de algún reptil pudiera valer, no sé.
Envidio a quienes pueden vivir sin amar ¡Qué ligereza al andar...! Sus ágiles pisadas apenas rozan el suelo

Besos!!

SUREANDO dijo...

"No existe enfermedad, existe el miedo..."
Me gusta ella, son especiales sus versos.
No... vivir sin amar, no, nunca, prefiero el dolor que conlleva, sin duda.
Gracias Ana por pasar.
He estado bastante angustiada, pero por ahí leí que "cuando el pesar es máximo, el alivio está cerca"
¿será así?

Ana dijo...

Seguro que es así. Otra posibilidad es morirse "al cruzar una calle bajo el sol", como en el poema.

Related Posts with Thumbnails