sábado, 9 de mayo de 2009

Una habitación de Arles

Nada conmueve más que aquella silla,
Que el pintor ha dejado ya inconclusa,
Quizás imaginando la difusa

Maraña de la luz, la pesadilla
De vivir nada más con una oreja.
Nada perturba el cuadro; la agonía
La sentimos nosotros; la agonía
De él no existe. La silla tan perpleja
Sigue en su tiempo inconmovible y sola.
Poco importa la pipa que figura
Inaccesible al humo que no puede
Alzarse del dibujo. Triste y sola
Ha de quedar por siempre en la pintura,
La silla que otra suerte ya no puede.


Carlos Pintado
Pintura:
V. van Gogh

9 comentarios:

Ulysses dijo...

Que hermoso poema, que le hace el poeta Carlos Pintado a van Gogh, uno de los mejores pintores de todos los tiempos, que solo vivía para pintar.
La silla, que cuadro mas aparentemente sencillo, pero nos revela toda una vida y una época.

Saludos Amiga

elena clásica dijo...

Fantástica comunicón del poeta con el pintor. Hermosa sensibilidad la suya que es capaz de remontarse al dolor del objeto pues éste nos lo transmite. Estremecedor poema.

auroraines dijo...

Qué bien dibuja la silla el poeta con sus palabras y Van Gogh en la pintura.
Un abrazo

Ania dijo...

Van Gogh un clásico, sencillo, hermoso.

Leí tu comentario en mi blog, el subterráneo también me sorprendió, y aún más la vida que llevaban los sirvientes, aparentemente, cómoda....pronto subiré fotos de el.
También fotografíe los cisnes y una muestra de pintura regional que estarán en las próximas entradas.....Te veo en mi blog.
Abrazos apretados (ya que hay un frío espantoso jejjejej)
Ania.

Ana dijo...

La pintura de van Gogh conmueve de tal modo que, quizás, pinte poemas en lugar de cuadros. Estremecidos versos de colores.

Matvi. dijo...

Quedé impresionado con tu historia irlandesa.
No es primera vez que escucho algo así.
La memoria se hereda en los genes.
Feliz día de la madre.

SUREANDO dijo...

Gracias Matvi por el saludo de este día y por creer en mi memoria genética; yo también creo.

Ulysses, Elena, Inés, Ania y Ana: qué bueno que les haya gustado el poema al igual que a mí.
¿Pensaría van Gogh que alguien le haría alguna vez un poema a su propio poema que es la silla?
Pasan los siglos y el arte permance cautivando a generación tras generación.

sallopilig ref dijo...

Tenemos la música que queremos, sí, cierto es, donde queramos. Pero, es entrar en este cuarto, en esta estancia, y oír siempre, siempre, un matiz amable, cariñoso.

Y mientras uno lee, y te escucha a tí con ello.

Es un placer ver cómo sueltas tu gusto.

Saludos y una copa de vino.

Anónimo dijo...

Es un poema perfecto. Sin comentarios. Grande el poeta Carlos Pintado. ¿De qué naciolalidad es?

Related Posts with Thumbnails