lunes, 24 de agosto de 2009

Acorde clásico

Nace de nadie el ritmo,
lo echan desnudo
y llorando
como el mar,
lo mecen las estrellas,
se adelgaza
para pasar
por el latido precioso
de la sangre,
fluye, fulgura

en el mármol de las muchachas,
sube
en la majestad de los templos,
arde en el número
aciago de las agujas,
dice noviembre
detrás de las cortinas,
parpadea
en esta página.

Gonzalo Rojas
Pintura: R. Di Scenza

5 comentarios:

carmensabes dijo...

Adoro mucho a Gonzálo Rojas, este texto no lo conocía... te agradezo infinitamente Beatriz.

Besos

SUREANDO dijo...

Y yo que hace un mes vivía y respiraba en la misma ciudad que el poeta...otra razón para morir de nostalgia.

Gracias por tus comentarios Carmensabes.

Ana dijo...

De morir de nostalgia nada...!!
Con la cantidad de ciudades en las que vivió, cuida de no morir de hiperactividad...
No he visto situar mejor al ritmo en la vida. Al final lo ha introducido en cada lector.
Besos Beatriz.

SUREANDO dijo...

Gracias Ana, pero me cuesta olvidar mi ciudad a la cual ya ha le llegado la primavera.
Por acá, sólo llueve, "detrás de los cristales, llueve y llueve..."
Tremendo este Gonzalo y sigue escribiendo y viajando a sus años, todo un ejemplo.
Besos

Tanhäuser dijo...

Remolino de versos y sensaciones disipadas.
Besos

Related Posts with Thumbnails