viernes, 7 de agosto de 2009

El bar

La ciudad está vacía.
La ciudad no dice a quien pertenece;
por lo tanto,
esperaré como Godot, por nadie.
Detrás del vaso está la llave de mi salvación.
Mejor que una oración,
escapo al toque interminable de las brujas,
uniendo el sonido interior de las neuronas
que luchan contra el invasor.
Un amor español aparece en mis sueños.
El hombre es real porque da la oportunidad
de romper los espejos;
mi cigarro es el amigo horizontal
que me convierte
en todas las cosas que no soy.

Analizo la calidad de mi piel

cuando pretende que nada está pasando,
pero, estoy vacía.
Como la ciudad,
no digo a quien pertenezco;
cruzo el desierto,
tengan paciencia.

Maya Islas

Pintura: Cocktails and broken hearts. Vettriano

2 comentarios:

Marcelo dijo...

Amo los bares. Y sus historias.
Un beso Beatriz

Ulysses dijo...

El cuadro enigmático y sugerente, hay una cierta ambigüedad entre el hombre y la mujer, y el titulo es perfecto Cocktails and broken hearts, en el poema la mujer no espera a nadie

Muy bueno. Saludos amiga y suerte con la mudanza

Related Posts with Thumbnails