viernes, 21 de agosto de 2009

La bailarina de los pies desnudos

Iba, en un paso rítmico y felino
a avances dulces, ágiles o rudos,

con algo de animal y de divino

la bailarina de los pies desnudos.

Su falda era la falda de las rosas,

en sus pechos había dos escudos…

Constelada de casos y de cosas…

La bailarina de los pies desnudos.

Bajaban mil deleites de los senos

hacia la perla hundida del ombligo,

e iniciaban propósitos obscenos

azúcares de fresa y miel de higo.

A un lado de la silla gestatoria

estaban mis bufones y mis mudos…

¡Y era toda Selene y Anactoria

la bailarina de los pies desnudos!



Rubén Darío

2 comentarios:

Adrianina dijo...

¡Bellísimo!
Al leer cada linea venía a mi mente la gran Isadora Duncan, precursora en bailar descalza...

Besis Beatriz. ¡Buén finde!

un abril encantado dijo...

...sólo los seres humanos bailamos desde el principio de los tiempos, en todos los rincones del planeta...bailar, soñar...
gracias, L.

Related Posts with Thumbnails