sábado, 14 de agosto de 2010

Haruko Sam


Amante silenciosa de una noche,
fina muñeca de marfil antiguo,
cuando mi cuerpo duerma el sueño largo
recuerda al extranjero que te quiso.

Mi alma estará en la sombra, solitaria,
y en la neblina viviré perdido.
Entreabre las ventanas, y tu lámpara
será como una estrella en el camino.

Entonces en las alas de los pájaros
y en el rayo de luz vendrá mi espíritu
a reír en el agua de la fuente
y a encender la mañana de mis hijos.


Juan Guzmán Cruchaga

Pintura: Zhao Kailin. The dream

5 comentarios:

Pescadora de Perlas dijo...

Amante mágica y silenciosa. Preciosa pintura.

Bso y buen fin de semana BEatriz.

Ana dijo...

Conocí hace algunos años la obra de este poeta cuando leí estos versos sueltos:
"Alma, no me digas nada,
que para tu voz dormida
ya está mi puerta cerrada
Una lámpara encendida
esperó toda la vida tu llegada"

El que nos muestras hoy es bellísimo.

Un abrazo Beatriz.

SUREANDO dijo...

Sí Ana, ese poema se llama Canción, no sabía cual colocar. Este poeta es el padre del juez Juan Guzmán del caso Pinochet ¿lo conoces?
Lo recitábamos en el colegio:
Alma no me digas nada....
Un abrazo.

Adrianina: es misterioso y mágico el poema y la pintura de uno de mis pintores favoritos: Zhao Kailin.

Buen domingo.

SUREANDO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ana maría parente dijo...

Momento mágico que se traduce en la eternidad.
Cuantos momentos fugaces nos marcan para siempre y quizás nuestras almas queden apegadas a ello.

Related Posts with Thumbnails