sábado, 2 de junio de 2012

Generaciones


Antes de morir, mi madre dijo mamá, ven
mientras me miraba sin verme;
yo dije mamá, quédate
abrazando su cuerpo diminuto
envuelto en pañales y olor a talco;
mi hija dijo mamá, no llores
y me acarició la cabeza consolándome.
Cuando mamá murió, durante unos segundos
no tuvimos muy claros los lazos que nos unían
no supimos quién se había ido
y quién se había quedado
ni en qué momento de nuestras vidas
estábamos viviendo
o muriendo.
Ana Pérez Cañamares
Mamá de viaje en 1938
hoy 3 años sin verte

9 comentarios:

EMMAGUNST dijo...

Abrazo Amiga...

eva dijo...

Ayer feliz, hoy me han saltado las lagrimas. Entrar en este espacio es asi, como una montaña rusa, lleno de emociones, hoy arriba, mañana abajo...Pero se trata de transmitir, de sentir, y eso lo logran tus poemas, Beatriz.

(Qué elegancia la de tu mami)

Un gran abrazo.

eva

Ana dijo...

La imagino a tu lado, amiga, sólo te dejó apenas un ratito para que mis ojos miraran, sin pérdida, aquellos otros horizontes.

A todo esto le encuentro un inconveniente y es el hecho de que sólo podemos saberlo ¡Y no verlo!

Eva Ferrer dijo...

Me ha conmovido mucho este hermoso poema.La ausencia, la añoranza y luego el milagro de sentir que están en nosotros.
Es necesario vencer muchas dificultades para seguir nuestro camino en la vida, pero hay que seguir.
Gracias por tu pensamiento y un abrazo muy fuerte.
La tendré que leer más de una vez porque me hace soñar con cosas bonitas. Muchassss gracias

una foRma de amor, la libertad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
una foRma de amor, la libertad dijo...

Hermosísimo. Vivimos en los demás, y los demás en nosotros.

Gracias por compartir y conmovernos. :)

Un abrazo fuerte.

Marcelo dijo...

Un beso amiga

ana maría parente dijo...

La persona que cuidaba mi madre me llamò dicièndome que estaba algo descompuesta y que le habìan dado medicación y comía menos.
Fuimos con mi esposo a verla viajando toda la noche llegamos a las cinco de la mañana ,la encontré sentada en la cama.
Todo el día conversé con ella ,tuvo un dìa de lucidez.
Ala tarde estabamos mirando televisión y se sintió descompuesta.Llamó a la chica que la cuidaba y casi se quedò en eso .
Habìa estado conversando conmigo como siempre lo hacìa.

ana maría parente dijo...

La muerte de la madre es una especie de trastocamiento del alma.
Una señora amiga me decía que ella sintió como si la SOLTARAN EN LA VIDA.
Pasado años ,hasta ahora que uno tiene cierta edad ,uno añora el hecho de que ella estuviese ansiosa de nuestra llegada.

Related Posts with Thumbnails