lunes, 17 de septiembre de 2012

Mermelada inglesa


Sobre el aparador, en su envase, me aguarda
dulce y agria a la vez, reluciente y equívoca,
elaborada en todo conforme a su receta
-reunidas las semillas, troceadas las mondas...,-
para el placer agónico de cercarme los labios
en el acontecer mudable de los días.

María Victoria Atencia
Pintura:
Isabel Guerra

4 comentarios:

Clarissa Rodriguez dijo...

Qué hermoso recordar con este texto y la hermosa obra de Isabel Guerra, escenas de la vida familiar; la abuela y la casa paterna...
Gracias por compartirlo.

Querida amiga, te deseo unas felices Fiestas Patrias, en familia.
Un abrazo

Ana dijo...

¿Recuerdas cómo surgió "la historia" de la de ruibarbo? Del modo más lógico, en tu casa, con un poema, pero ¿Quién me iba a decir que lo probaría?
Ruibarbo cariñoso y viajero, del que lo cura todo ¿Serán once mil los kilómetros que anduvo de tu casa a la mía?
Pinté una copia de ese cuadro hace ya mucho tiempo, mi hermano lo tiene.
Un poema y saludo dulce este día, amiga.

SUREANDO dijo...

Gracias Clarissa, igualmente para ti.

Recién me he enterado que la pintora es una monja, tiene cuadros preciosos.

Me gustaría ver el tuyo, Ana.

Me encantan las mermeladas y la inglesa es la de naranjas sin duda, aunque en mi casa del sur llegaban unos frascos de naranjas sevillanas muy ricas.

Un día te voy a enviar uno de murtilla u otro de rosa mosqueta.
En verano hago mermelada de todas las frutas para que me dure todo el año.

Gracias Ana por este libro de Victoria, distinto al de Karmelo, pero ambos maravillosos.
Un abrazo.

Ana dijo...

Gracias siempre a ti, sólo eso, amiga.

Related Posts with Thumbnails