sábado, 12 de enero de 2013

Sequía

Pardonnez-moi

6 comentarios:

Ana dijo...

La sequía permite contemplar una visión diferente, una belleza yerma.
Precisamente de Yerma:
"Hay cosas encerradas detrás de los muros que no pueden cambiar porque nadie las oye.Pero si salieran de pronto y gritaran, llenarían el mundo".

Hay muros frontera con Francia, y todas las aguas el Sena.

Marcelo dijo...

Sequía de belleza ajena? pero no propia

SUREANDO dijo...

Sí, de belleza ajena, la propia tampoco aparece, me estoy paralizando como la mujer de Lot, no quiero mirar atrás y transformarme en estatua de sal.
Debo dejar, debo soltar, con alegría, Beatriz, con alegría...

Gracias Ana
Gracias Marcelo
Uds. entienden esta sequía.

Matvi. dijo...

La foto es tan buena, que estás "pardoné".

hugo dijo...

Hola Beatriz: A veces escribo como si no me importara nada. Pero no. Debiera existir una clínica en donde llegar. Que el experto escuche y dictamine. Una gragea de Borges cada ocho horas. Una pócima de Joyce. Un tónico de Carver. Y así. ¡Tantos! Sin ser ese experto, yo le estaría recetando El libro de Monelle de Marcel Schwob. Esta medicina alternativa a veces da buenos resultados. Un abrazo.

SUREANDO dijo...

"No ames tu dolor, puesto que no ha de durar."


Gracias Hugo, estuve en tu blog, descargaré a Schwob, ese no lo he tomado aún. Las grageas a diario, el tónico también, la pócima es más difícil.

Un abrazo

Related Posts with Thumbnails