viernes, 25 de octubre de 2013

A veces



A veces
-cuando observa en los bares
la sana desvergüenza
de los jóvenes-
los rescoldos
de una oscura pasión
avivan su mirada.
y ni siquiera entonces
puede recordar

sin sentirse culpable


Karmelo Iribarren
Foto: Jason Langer

2 comentarios:

ana maría parente dijo...

Si hay pasión no hay culpabilidad.
Peor es no haber vivido esa pasión no?

SUREANDO dijo...

Así es, la pasión sin culpa para recordar.

Related Posts with Thumbnails