domingo, 15 de junio de 2014

Instrucciones para seducir una palabra.



Como si quemara
la pones en el centro de tu mano.
Con la uña de tu dedo medio,
suave y ardorosamente,
le quitas su olor a semántica,
de forma que logres desnudar su espalda.
No olvides hablarle quedo,
sin engaños,
alabando su determinación
o su pereza,
hasta que ella misma deje de moverse
como una lombriz de tierra.
Tócala,
admira las bondades de su instinto,
deja que sienta el calor de tu arrogancia.
No le digas tan de prisa
qué verso la requiere.
No la espantes con tus ansias.
Frecuenta sus múltiples ombligos
y susúrrale que la prefieres,
que nada va a pasarle,
que ya te conocen allá
de donde vino...
Comprueba que su agitada respiración ha
disminuido
antes de pasar las yemas de tus dedos
por las candentes sienes.
Humedeciendo cada poro,
aguántala sin miedo entre tus manos.
Imagina sus vellos erizados.
Consiéntela,
malcríala
y así,
como se transporta un ave herida,
lleva su inocencia al escritorio,
¡a la infinita página blanca!

 Federico Hernández Aguilar.

Gracias Eva

7 comentarios:

SUREANDO dijo...

Eva: el poema es bellísimo y te lo agradezco.
La imagen quizás no le hace justicia, pero no quise demorar más en subirlo.
Espero que igual te guste.
Un abrazo

eva dijo...

Qué preciosidad Beatriz.Qué gran regalo de domingo me/nos has hecho.
Estoy delante del poema con mi taza de café que se ha quedado ya frio, no dejo de leerlo. En verdad que es un precioso poema,precioso, tiene cadencia, ritmo, es suave...

Gracias Beatriz.

eva dijo...

Y la imagen le hace más que justicia,la pluma sola escribiendo el poema, sin la mano del hombre,son las letras en este caso quienes la guian , las que dicen cómo deben ser tratadas; esa pluma que apenas toca el papel, acariciando las palabras, nada más que añadir, nada.

eva

Ana dijo...

Su inocencia dice al final del poema, tan subyugada la pobre... Jajaja
¡Qué peligro tiene Federico!
Buen domingo de junio, Beatriz. A Eva y a quienes lleguen,también.
Dios, lo que me gusta junio...

Francisco Méndez S. dijo...

Coincido con los anteriores comentarios, es bellísimo el poema,

Gracias a Federico Hernández por enseñarnos a seducir una palabra.

Un abrazo Beatriz

Odel dijo...

Precioso poema
Beatriz

SUREANDO dijo...

Gracias a Eva que me lo ha enviado de regalo.

Related Posts with Thumbnails