domingo, 8 de junio de 2014

Sale el sol


Sale el sol y el parque alumbra
otro niño al que se le escapa un globo. 
Unos se fijan en lo alto que sube,
 otros en el llanto del pequeño, 
hay quien ve una metáfora de la vida
(hilo frágil que sujetamos 
hasta el último instante).
Y yo, que venía a respirar,
 siento vértigo por la altura del globo,
 pena por las lágrimas del niño,
 rabia por la vida, que nos exige
  apretar fuerte los puños para sujetarla

José Alcaraz 
A. Lamorisse

6 comentarios:

eva dijo...

No podía ser de otra manera, el poeta ha de sentir todas las percepciones posibles.

Me sigue encantando este poeta.

eva

Inma_Luna dijo...

Bello poema que encierra vida.
Saludos

Marcelo dijo...

va llegando el momento de disfrutar de los domingos por la tarde. Pensé que nunca sucedería.

SUREANDO dijo...

Qué bueno Eva, a mí también.

Saludos a ti Inma_Luna.


¿Cómo lo hiciste, Marcelo?
Yo pienso que para mí ya nunca llegará ese día.

Marcelo dijo...

es muy lento y no puedo afirmar que sea una tendencia en aumento! jajajajajajaja

Ana dijo...

Nunca quise que me compraran globo por la insoportable tensión de llevarlo anudado a la muñeca, luego sujeto entre los dedos... todo eso y, por si fuera poco, mirando al globo no fuera a chocarlo con las ramas, los letreros ¡Por Dios! Y los vientos de Cádiz... Nunca tuve carácter para eso.
Pero sí miré cómo se iban tan tremendamente solos los de otros niños

Related Posts with Thumbnails