jueves, 9 de octubre de 2014

Calle de las tiendas oscuras



Al fin y al cabo, si nos fuera concedida la posibilidad 
de recordar todo aquello que hemos olvidado, 
¿es tan seguro que aceptar fuera la opción más conveniente? 
Los buenos momentos olvidados que podríamos revivir, 
¿compensarían aquellos olvidos 
que por nada del mundo quisiéramos recordar? 
¿Estaríamos tan seguros de la integridad del ovillo 
como para tirar despreocupadamente del hilo?

Patrick Modiano
Nobel 2014
Pintura: Piter Sora

3 comentarios:

Ana dijo...

Qué desazón.
Yo me muero por tirar del ovillo pero observo que Modiano tiene la capacidad de subyugar. Nunca he leído nada de él pero creo que le "conozco", profundamente, desde siempre. Me pasa raras veces y, antes, mi ojo clínico solía acertar.
Gracias, amiga.

eva dijo...

Interesantes preguntas. Yo no tiro del ovillo, mi mente trae los recuerdos que "debe" traerme,la dejo en libertad, que sea ella la que elija y es muy sabia.

eva

SUREANDO dijo...

a mí tampoco me gusta mucho tirar del ovillo, por eso de encontrarme con "los nudos" de la vida.
Modiano has llegado a mi vida.

Related Posts with Thumbnails