martes, 17 de enero de 2017

El paciente inglés



A Justo Sotelo

"Déjame que te hable de los vientos.
Gobiernan la apariencia de las cosas.
Existen muchos tipos,
Manipulan a dioses y demonios.
Hay vientos que enloquecen la cordura,
Los hay que levantan cortinas carmesí, sangre de polvo,
Arenas que derriban las fronteras
Que impusieron fantasmas invisibles.
Donde hubo un día agua
Hoy serpentean dunas
Pero nuestros ancestros dibujaron
(como tú lo haces hoy en tu libreta)
La libertad cristalina de un grupo de bañistas.

Te amé con la furia del simún
En medio de un desierto ciego y sordo.
Te seguí amando en las ciudades nuevas
Y te amaría en cada hotel o yacimiento que inmune y cómplice nos cobijase.

Caminé bajo el sol a la intemperie
Caminé como un mar enajenado,
Maté por ti a hombres inocentes,
Le vendí mi alma al enemigo
Y no pude salvarte de la muerte.

Te llevé fría y frágil en mis brazos,
Sin aliento ni llama que pudiera amortajar la ira y el deseo.
Ese amor que te sesgó la vida como un rayo que asiente y amenaza
Desdibujó el camino de los mapas
Y subsistió en un libro de Herodoto.

Sin ti ya no hay mañanas.
Sin ti la arena, el sol,
Son espejismos.
Pero prometo viajar siempre contigo.
Seamos polvo, cenizas, huesos rotos,
Corazones de vuelo interminable
Hasta llegar al Palacio de los Vientos.
Si existe algo capaz de vencer a la muerte
Es todo aquello que tu cuerpo y el mío
Crearon para decirle al mundo
Que dos amantes solos
Pueden justificar el universo".

Marta Muñiz en este blog

8 comentarios:

Beatriz dijo...

¿Hay alguien por ahí? Me ha costado un mundo volver. Los viajes son poderosos, transforman a las personas, es lo que me ha sucedido a mí.
Gracias a un amigo entrañable, mi coterráneo, Rubén, quien me ha dicho que el blog me estaba esperando, hoy he vuelto con este poema hermoso sobre una magnífica película.

Pensemos que ha sido el Simún, ese viento del poema, del Sahara, quien me ha traído de regreso.

Procuraremos tomar el ritmo de antes.
Un abrazo a quien por casualidad pase por acá.
Beatriz

Capitán Smith. dijo...

Gracias pues a Rubén que te nos ha devuelto. Los viajes siempre han sido una fuente de transformación. Nadie vuelve siendo el mismo de la partida. Un beso.Jose.

Maite Lorenzo dijo...

¡Holaaaaaa!!
¡Bienvenida! Se te echaba de menos.
Un poema sublime.
Gracias y besos

Rosa dijo...

¡Holaaaa, Beatriz!!! ¡Qué alegría verte!!!
Te echaba de menos.
Y, como siempre, nos dejas un gran poema.
Sigo, con poco tiempo, pero el blog es algo que se convierte, con el tiempo, en algo entrañable.
Me imaginé que te apetecía descansar. Me alegro mucho de tu vuelta.

Muchos besos, querida Beatriz.

María Rosa dijo...

Vaya,de nuevo por estos lares!! Nos has tenido abandonados, pero, por fin, volvemos a disfruta tu presencia. Un abrazo fuerte desde España.

eva dijo...

Por casualidad??? Todos los días pasando por aqui y extrañandote pero contenta de que tú estabas bien y ampliando tus horizontes humanos y mentales. Viajar es delicioso,si.

Seguimos...

eva

Laura dijo...

Qué alegría que volviste! Gracias por seguir compartiendo!

Beatriz dijo...

Muchas gracias por la bienvenida. Feliz de encontrar amigos y amigas por acá. La culpa de mi ausencia la tiene Paris. Volveré de a poquito. Un abrazo a todas.

Related Posts with Thumbnails