domingo, 18 de marzo de 2007

Ricardo y Marcelina

en 1910 eran novios..... ella se quedó esperándolo en España y él se vino a Magallanes buscando un horizonte mejor para los dos.
Como eran del mismo lugar , las familias se conocían y finalmente todos emigraron hacia donde había marchado Ricardo y otros mozos del pueblo. durante los años de espera, Marcelina fue juntando postales en este álbum
aquí atesoró 87 tarjetas de amor que recibió de su novio Ricardo

están la "bella Otero", María Vinent, muchos niños y abundantes flores

el amor que se destila en estos mensajes centenarios y que se conservan hasta hoy, puestos aquí, son mi modesto homenaje para quien ofició de abuelo y me regaló tanto amor cuando pequeña.

7 comentarios:

Muxica dijo...

Hola llego a ti por el blog de Al. Soy gallega me encanta encontrarte.
Amenazo con regresar.
Un abrazo desde galicia ( España)

Matvi. dijo...

Lindos recuerdos atesoras...
no los pirdsa por ningún motivo

solo sur dijo...

por ningún motivo los perderé, el problema es pasar la posta para que alguien los herede, creo tener solucionado el problema, mis hijos se repartirtán los tesoros. Saludos Beatriz

Anónimo dijo...

Hola Beatriz

Vuelvo a visitarte y vuelvo a admirarme.

Bravo.

El Guanaco Volador desde un ordenador ajeno

mabel casas dijo...

beatriz

es un material que habla por sí solo
cuenta una forma de amr y de jugarse en la espera,así como arriesgarse en irse solo a establecerse lejanmente de la tierra y los quereres...
a eso le sumas las palbras de union tuyas que tienen la ternura de un relato palpado en las caras de sus protagonistas
un gusto pasar
carños (te contsté en mi blog,tu pregunta)

María Inés dijo...

Honrar la vida en el pasado es amarla hacia el futuro.
Un beso grande

Mari Carmen dijo...

Beatriz, este tipo de postales, tan preciosas, son las que mi madre tenía y tiene guardadas, pues aunque me regaló muchas, otras las ha conservado ella. Me encantan, son bellísimas.
Realmente son un tesoro.

Un abrazo,

Related Posts with Thumbnails