sábado, 5 de mayo de 2007

Luis y la huella

por más de 40 años fue el correo terrestre entre Punta Arenas y Río Gallegos viajando a Río Gallegos con ayuda divina y de la otra
en sus años mozos frente a un carruaje

su segundo auto sobre el empedrado de Punta Arenas

posando para su novia Julia Ester en 1936

su primera góndola roja con blanco

con su micro gris y con dos pasajeros.
Nunca se fotografió con su último y moderno bus celeste de los años 70

3 comentarios:

Pamela dijo...

Pionero de las comunicaciones ¡le debemos mucho!

solo sur dijo...

vida difícil tuvo, pero también llena de aventuras y anécdotas. gracias por tu comentario

María Inés dijo...

La aventura muchas veces te ayuda cuanda la vida no nos es fácil.
Qué cronología maravillosa.

Related Posts with Thumbnails