domingo, 27 de mayo de 2007

Raíces


Uno necesita un pueblo aunque no sea más que por la satisfacción de poder marcharse de él.
Un pueblo supone no sentirse solo, saber que en la gente, en los árboles, en la tierra hay algo de tí que incluso cuando no estás, se queda esperándote.



Cesare Pavese
Cuadro: Emil Pisarro

5 comentarios:

Pamela dijo...

Hola Beatriz!! qué hermoso pensamiento, y no sé de dónde sacas esas pinturas justas para ilustrar el texto. Lindo de veras.

Beatriz: gracias por tu comentario, mi papá está siempre conmigo. Cuando me casé el brindó por "el hombre que le quitaba a su compañera de viajes". No lo quise poner en la entrada por que me pareció un poco cursi, pero bueno, aqui te lo dije igual.

solo sur dijo...

qué lindo Pamela, en realidad uno tiene tantos detalles y recuerdos que a veces por pudor o por no ser cursi no los escribe. Tu papá debe haber sido en realidad un maravilloso compañero de viajes en todo el sentido, porque además te dejó el bichito y sigues viajando.
Trato de buscar el cuadro o la imagen que mejor ilustre el pensamiento, a veces lo consigo, a veces no.

dianaustral dijo...

Es tan cierto lo que allì se dice. hay una necesidad interna por situar tu identidad en función a un punto fijo, un lugar de pertenencia. Qué somos, sin un lugar que nos identifique? a donde vamos cuando queremos sentir que algo nos pertenece?. Lo cierto es, que sin marcas de memoria no es posible pensar en nuestra identidad.

Saludos australes

Diana

Clarice Baricco dijo...

Este fragmento es intenso. Qué gran verdad! Me gustó mucho.
Gracias.

Abrazos

María Inés dijo...

Uno y su pertenencia, sin embargo todos pertenecemos a la vida y parece un contrasentido esto de pertecer sólo a un lugar...
Es como aspirar la fragancia de una rosa y perder a todos los aromas...

Related Posts with Thumbnails