lunes, 14 de mayo de 2007

Solidaridad patagónica


en uno de sus semanales viajes con el correo a Río Gallegos, vemos a Luis Jaime liberando a un animal que se había quedado atrapado en la alambrada del camino. Poco midió las consecuencias de su acto y terminó tirado en la nieve, pero feliz de su buena acción.. Corría el año 36.

4 comentarios:

°°JanEKew°° dijo...

la nieve....
esto q escribes me recordó a algo que me pasó... hoy ayudé a un ciego en el metro los héroes q devía hacer copmbinación hacia la línea 1... lo ayudé, lo encaminé hacia la escalera y no supe si llevarlo todo el rato dle brazo o no porque eso podía quizás incomodarlo, .... nadie lo había querido guiar anteriormente... opté por encaminarlo y dejarlo en el tercer peldaño... él me retó, me dijo que era de las personas que le aban vergüenza ayudar a un ciego y me quedé plop! nadie lo había querido ayudar y yo que traté de encaminarlo sin tratar de hacerlo sentir mal tampoco... no sé... en fin sigo mal por eso... qué tiene q ver esto con la foto... pues bien, por ayudar a veces nos pasan cosas, es el costo supongo :-s


saludos


M

solo sur dijo...

así es Margarita, pero pienso que hay que seguir ayudando a pesar de todo.

Gracias por tu visita.

Pamela dijo...

Hola Beatriz!: Gracias por tus palabras. Trato de ser como tu dices, pero la soberbia del ser humano es muy grande y yo no escapo a ella. Te quedo debiendo el zorrito, curiosamente no preguntaste por el ñandú...
Cuando le mostré las fotos del paso Garibaldi a mis hijos me dijeron que yo estaba loca de andar por esos caminos de Dios, pero valió la pena.

María Inés dijo...

Ejemplos de amor, plasmados en esta imagen a raudales.

Related Posts with Thumbnails