domingo, 24 de junio de 2007

La Patagonia



Este era el mundo de los sueños de mi infancia...
espacio sin límites y tierra sin dueños.

Andreas Madsen

3 comentarios:

El Guanaco Volador dijo...

Beatriz, extraño esos paisajes...gracias por ayudar a recordar.

¡¡¡Qué linda es tu casa!!!

Mari Carmen dijo...

Me gustan los espacios infinitos... A veces es bueno sentirse el único ser de un espacio privilegiado, aunque sea una falsa ilusión. Yo me sentía así en mis tierras castellanas. Yo sola, frente a kilómetros y kilómetros de páramo y de soledad.

Un beso,

María Inés dijo...

Y siempre es bueno volver a los sueños...

Related Posts with Thumbnails