martes, 4 de septiembre de 2007

Desde El Almendral...


de San Felipe, un antiguo villorrio del siglo XVIII, salieron los descendientes de Amableotra rama de la familia que como un río confluyó hasta llegar a nuestros días .


su hijo fue el boticario de la esquina de Recoleta con Buenos Aires en la ciudad de Santiago.
En su Botica San Felipe, preparaba las obleas milagrosas que mejoraban a las personas.
Desde un descomunal libro, cual antiguo mago mezclaba las sustancias que darían alivio a variados males. Curaba heridas sin suturarlas y se cuenta que sanó hasta un leproso.

Precursor de las cadenas farmacéuticas se fue ampliando y se instaló en la Plaza de la Alcaldesa en Avenida Los Leones.

Se casó con Margarita Ramos Olave y tuvieron 7 hijos : Aída, Luisa, Félix, Rafael, Ana, Héctor y Nelly.
Margarita era hija de Carmen Olave, dueña de tierras en Renca, quien orgullosa de su chilenidad, se fue de cantinera a la Guerra del Pacífico acompañando a la tropa.
Félix es el nombre que se ha ido heredando de generación en generación:

F. Cantalicio, F. Segundo, F. Augusto, F. Daniel.....

4 comentarios:

Alberto "Paco" dijo...

Quedé encantado con este blog, te felicito. Llegue por aquí por un comentario que hiciste en el Blog de Italo Martínez de Villarrica. Saludos!

Pamela dijo...

¡Amable! me pareció un nombre extraordinario. Félix es un buen nombre también, creo que quiere decir "feliz". ¿Te suena "Felice Bonifetti?, nada que ver, pero me lo trajiste al recuerdo. besos y abrazos Beatriz

Matvi. dijo...

Linda historia. San Felipe era un pueblo "amable", como Panquehue, en que viví mi primera infancia.

María Inés dijo...

Y en su apogeo el alquimista mezcla entre substancias el amor...

Related Posts with Thumbnails