domingo, 21 de octubre de 2007

El niño que fui


no vió el paisaje
tal como el adulto en que se convirtió
estaría tentado de imaginarlo
desde su altura de hombre.
El niño, durante el tiempo que lo fue,
estaba simplemente en el paisaje,
formaba parte de él,
no lo interrogaba,
no decía,
ni pensaba.


Saramago
Foto: Estancia Tierra del Fuego

2 comentarios:

Matvi. dijo...

Qué foto más hermosa. Sabio, Saramago.

Mari Carmen dijo...

Qué cosa más bonita y más bucólica de foto. Es una maravilla, Beatriz. Y las palabras de Saramago, estupendas.

Un abrazo,

Related Posts with Thumbnails