lunes, 21 de abril de 2008

Tres deseos


AL cabo son muy pocas las palabras
que de verdad nos duelen, y muy pocas
las que consiguen alegrar el alma.
Y son también muy pocas las personas
que mueven nuestro corazón, y menos
las que lo mueven mucho tiempo.
Al cabo, son poquísimas las cosas
que de verdad importan en la vida:
poder querer a alguien, que nos quieran
y no morir después de nuestros hijos.

Amalia Bautista

Pintura: Angelus, Millet

5 comentarios:

El Guanaco Volador dijo...

Tres deseos y ese Millet...¡¡¡sensacional!!!

only dijo...

Soberbia entrada,
y además, hoy la aprecio especialmente.
Mil gracias.
Un beso

esteban lob dijo...

"No morir después de nuestros hijos".

Es una frase raramente dicha, pero profundamente arraigada en todos.

Ni quiero ni imaginar una realidad distinta.

Un abrazo.

Sureando dijo...

Gracias Guanaco y Only Mary por sus comentarios.
Bienvenido Esteban,te he leído en blogs amigos y me alegro que hayas aparecido por mi blog.
Modestia aparte, encuentro preciosa esta entrada gracias al genial Millet y a esos tres deseos tan lógicos y naturales.
Un abrazo grande a los tres.

MNB dijo...

Linda imagen.

Sabios los deseos.

Abrazos.

Related Posts with Thumbnails