lunes, 30 de junio de 2008

Epitafio


Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre.
Mi corazón era un violín.
Quise o no quise.
Pero a veces me quisieron.
También a mí me alegraban:
la primavera, las manos juntas, lo feliz.
¡Digo que el hombre debe serlo!
Aquí yace un pájaro.
Una flor.
Un violín.


Juan Gelman
Pintura: Almond branches in blossom, Van Gogh

3 comentarios:

Marcelo dijo...

Ante la belleza de gelman, sólo emoción y relectura, porque en cada vez hay algo nuevo para descubrir.

only dijo...

Qué preciosidad de poema...

Siempre eliges joyas para dejarnos aquí.
Mil gracias

Un fuerte abrazo

( Una vez más me descubres un gran poeta, Beatriz, gracias infinitas)

Ulysses dijo...

precioso el poema de Gelman, y el Van Gogh genial.
Un conjunto perfecto

Related Posts with Thumbnails