martes, 29 de julio de 2008

La rosa


La rosa,
la inmarcesible rosa que no canto,
la que es peso y fragancia,
la del negro jardín en la alta noche,
la de cualquier jardín y cualquier tarde,
la rosa que resurge de la tenue
ceniza por el arte de la alquimia,
la rosa de los persas y de Ariosto,
la que siempre está sola,
la que siempre es la rosa de las rosas,
la joven flor platónica,
la ardiente y ciega rosa que no canto,
la rosa inalcanzable.


Borges

Pintura: Sweet Rose, John W. Waterhouse

Esta entrada es un afectuoso regalo para Only quien me ha enviado una bella rosa recién cortada y aún con aroma. Tiene un blog hermosísimo y admirable, el cual recomiendo visitar.

Las sincronías existen, tengo prueba de ello.

5 comentarios:

Only dijo...

¿Ves? Tengo razón: eres increíble!

Termino el día con una gran sonrisa gracias a ti, y emocionada leyendo a Borges.

Un enorme abrazo

Marcelo dijo...

Y yo me emociono con ustedes. Por la rosa, por la rosa de Borges, por el gesto de ambas.

Anónimo dijo...

hERMOSA NOTA.
LE AGRADEZCO SUS COMENTARIOS VERTIDOS EN MIS BLOGS.
ES EN ESTA OPORTUNIDAD QUE LE INVITO A RETIRAR LOS OBSEQUIOS QUE HE DEJADO EN MI BLOG
WWW.LASRECETASDELABUELAMATILDE.BLOGSPOT.COM
ESPERO QUE LE AGRADEN.
LE SALUDO Y DEJO MI PAZ.
MARÍA DEL CARMEN

Only dijo...

Es que Marcelo es un ser sensible también...
Qué bonito, Beatriz, una cadena de rosas...

Un abrazo

stella dijo...

Tu poema es muy hermoso es maravilloso todos estos rosas. Stella

Related Posts with Thumbnails