sábado, 2 de agosto de 2008

Trenes del sur


pequeños entre los volcanes,
deslizando vagones sobre
rieles mojados por la lluvia vitalicia,
entre montañas crespas
y pesadumbre de palos quemados.......
Yo voy contigo,tren, trepidante
tren de la frontera:voy a Renaico,espérame,
tengo que comprar lana en Collipulli,espérame,
que tengo que descender en Quepe,
en Loncoche, en Osorno,
buscar piñones, telas recién tejidas,
con olor a oveja y lluvia...
Corre,tren, oruga, susurro,animalito longitudinal,
entre las hojas frías y la tierra fragante,
corre con taciturnos hombres de negra manta,
con monturas,con silenciosos sacos de papas de las islas,
con la madera del alerce rojo,
del oloroso coigue, del roble sempiterno.
Oh tren explorador de soledades,
cuando vuelves al hangar de Santiago,
a las colmenas del hombre y su cruzado poderío,
duermes tal vez por una noche triste
un sueño sin perfume,sin nieves, sin raíces,
sin islas que te esperan en la lluvia.
inmóvil entre anónimos vagones.
Pero yo, entre un océano de trenes,
en el cielo de las locomotoras,
te reconocería por cierto aire de lejos,
por tus ruedas mojadas allá lejos,
y por tu traspasado corazón que conoce
la indecible, salvaje, lluviosa ,azul fragancia!


Neruda
Pintura: George Inness

3 comentarios:

MNB dijo...

¡Precioso!

Un agrado pasar por aquí.

Cariños.

Matvi. dijo...

Qué de recuerdos...
Cuánto anduve en tren, ¡Cómo no recordar por ejemplo: "¡Té, café, desayuno, última pasada!"

Only dijo...

Si algún día la Fortuna ( con mayúscula, sí ) me acompañara...
pondría rumbo a tu Sur. Tenlo por seguro.


Un fuerte abrazo

Related Posts with Thumbnails