lunes, 10 de noviembre de 2008

Jardín de inmigrantes

Dejé crecer
flores silvestres
en el jardín
del fondo de mi casa,
se han mezclado
con las alegrías del hogar
y no sabría ya decir
a quién pertenece
el púrpura de las pequeñas catedrales
que asoman por encima
de los crisantemos amarillos,
hoy la rosa china
se ve acorralada por el lazo de amor,
los geranios inclinan
sus cabezas borrachas
por la fragante cercanía del jazmín,
los tréboles sucumben
al avance de la menta,
se están abriendo los lirios
sus penachos azules, erguidos
empiezan a ganarse el lugar.


Silvia Tocco
Pintura: Bauerngarten mit Sonnenblumen. G. Klimt

4 comentarios:

Ana dijo...

El tema de la inmigración se vive de cerca en mi provincia, donde se encuentra el Estrecho de Gibraltar. La puerta de Europa para muchos que emprendieron viajes interminables atravesando África, sin más equipaje que sus sueños.
Un problema que no tendrá fin mientras persistan las injusticias que separan nuestros mundos
Me viene a la mente esta canción:

"Ven, pero sí con tus ojos y con tus bailes
Ven, pero no con la rabia y los malos sueños
Ven, pero sí con los labios que anuncian besos
Contamíname, mézclate conmigo
que bajo mi rama
tendrás abrigo".
Casi oigo a Ana Belen. . .
Gracias por la sensibilidad.
Un abrazo Beatriz.

Ulysses dijo...

Que bonito pema y que acertada la metáfora al comparar los inmigrantes con un jardín

Saludos

Only dijo...

Maravillosa entrada,
perfecta conjunción de nuevo de pensamiento, palabra, y corazón.

Preciosa.

Pamela dijo...

Interesante perspectiva la del jardín de inmigrantes, ojalá los humanos pudiésemos convivir con esa misma tolerancia.

Related Posts with Thumbnails