martes, 11 de noviembre de 2008

La belleza...

La belleza que ofrece la poesía es una belleza íntima,
porque la poesía nos hace bellos y,
en ese trance, nos vuelve dioses de nosotros mismos.
Pero en esa operación en la que participamos todos,
como poetas o como lectores,
la poesía nos hace universales,
nos convierte en universo.
Es por eso que, entre todas las cosas,
la poesía une mis fragmentos,
me establece en la categoría de lo humano,
de lo que es capaz de amar.
Ante la poesía quedo perplejo:
me obliga a mirarla de frente,
me impide mentir;
soy lo que soy sin ambages.
Me une y, por tanto, me libera:
me pone dentro de mí.
Al volverme humano,
me desaliena,
me corta la retirada,
me ubica en la tierra,
me da realidad.



Eduardo Mileo
Pintura: Eau qui dort. Danielle Richard

5 comentarios:

Ulysses dijo...

Muy buen poerma no conocia al autor, pero es cierto: porque la poesía nos hace bellos y,en ese trance, nos vuelve dioses de nosotros mismos., nos ayuda a re-crearnos, nos cambia.

Ana dijo...

Cuánta tranquilidad y paz . . . El bienestar se llama Sureando.
Así va surgiendo todo en esta tranquila y hermosa compañía, a la deriva de los días.

Un poema para antes de dormir. Lo llevaré esta noche conmigo.

Un abrazo Beatriz.

Pamela dijo...

QUé hermosa definición! No conocía al autor, me encantó. Gracias Beatriz.

Froiliuba dijo...

Me encanta la poesía y , soy incapaz de hilar dos versos de forma decente.

la leo , la releo y me guataría tanto poder expresar tantas cosas con esa cadencia,. pero.. soy prosista y me tengo que conformar con leer estos magníficos versos


Un placer estar de nuevo en tu hogar.

Danielle Richard dijo...

Ravie de voir mon tableau, posé au beau milieu d'un écrin de poésie...

Related Posts with Thumbnails