lunes, 29 de diciembre de 2008

Caída

Y me vuelvo a caer desde mí mismo
al vacío,
a la nada.
¡Qué pirueta!
¿Desciendo o vuelo?
No lo sé.
Recibo
el golpe de rigor, y me incorporo.
Me toco para ver si hubo gran daño,
mas no me encuentro.
Mi cuerpo ¿dónde está?
Me duele sólo el alma.
Nada grave.


Angel González
Pintura: Dizziness. Iman Maleki

6 comentarios:

Ulysses dijo...

Muy buen poema, extraña su cuerpo y el dolor del alma, nada grave.
Generalmente me pasa al revés , los dolores del cuerpo sanan, los del alma duran mucho mas.
La pintura es bella y viene muy bien con el poema, todo cae.

Saludos

Ana dijo...

Cuando leemos un poema, si nos llega al alma, lo hacemos nuestro.
Es nuestra la interpretación.

En la vida son muchas las veces que podemos caer y recibir golpes, pero creo que cuando nos lanzamos a tumba abierta, sin miedos, con toda confianza, jugándonos el alma, el golpe es irreversiblemente lesivo.
Algunos golpes deberíamos exhibirlos, hablarían a nuestro favor. Quien nada teme nada esconde...¿O es al revés?
Medallas de amor, tal vez de guerra...

Qué diferente Maleki en esta obra.
Un abrazo grande Beatriz.

Adrianina dijo...

A veces las caidas son muy fuertes y duelen, y duelen "mucho".
Pero ya dicen que no hay mal que por bien no venga, luego sale uno fortalecido...

Bonita pintura Beatriz. Un beso grande para vos.:-)

Ines dijo...

En esta época del año hacemos un balance y descartamos algunas cosas, eso me figura ese joven. Sin duda saldrá fortalecido, eso espero y deseo a todos.
Saludos

Danka dijo...

Nunca he dejado de leerte mi querida beatriz a pesar de las dificultades técnicas que tengo en este apartado lugar y cada día admiro más la elegancia de tus entradas. 'Feliz Año!e

Josefa dijo...

Las caídas sirven para fortalecernos, en la lucha por la vida y por ser un poco mejores.
Siempre que entro en tu blog salgo muy satisfecha de leer tus post.
¡FELIZ AÑO NUEVO!

Related Posts with Thumbnails