martes, 24 de marzo de 2009

Canción de la gran ciudad

El otro día mi mujer
por la que sería capaz
de hacer cualquier cosa me dijo:
Me encantaría tener
un pequeño árbol verde
que corriese detrás de mí por las calles.


Vasko Popa
Pintura: Apple tree. Klimt

5 comentarios:

Ana dijo...

Y lo has encontrado!!
Yo esta vez ni lo habría intentado Beatriz...
Hoy el manzano!! Aún recuerdo lo de ayer jajaja

(Un secreto...)
No me gustan los hombres que hacen cualquier cosa por mujeres tontas.

Muchos besos!!

auroraines dijo...

Cuántas manzanas! No se si para que corriera detrás mío, pero sí un manzano en mí patio me gustaría...
Tuve en una casa que viví una parra, que bonito era abrir la ventana y al alcance de tu mano tener las uvas ;)

Leí que está comprobado que el amor es ciego.
Algo así le pasó al poeta.
Saludos

SUREANDO dijo...

Yo creo que la pobre mujer en el cemento de "la gran ciudad" quizás extraña el verde de su pueblo y por eso le ha hecho este peculiar pedido al esposo.
Si yo me tuviera que ir de esta casa en que vivo, me llevaría hasta la última plantita conmigo y eso que tengo magnolios y buganvilias, aparte de los jazmines y las madreselvas...., pero me falta el manzano.
Esa es mi canción de mi "pequeña" ciudad

Marcelo dijo...

Pues sí, había visto bien...
De nada Beatriz!
Un beso

Marcelo dijo...

Mira lo que ocurrió: te estaba comentando que a mí me sucede lo mismo con ese punto cardinal, lo cual ya sabes, y mis retinas me alertaban sobre cierta imagen que vi apenas...Interrumpí mi comentario con tanta premura, pidiéndote permiso para verificar, que ni siquiera lo conseguí guardar. Es que Bomarzo me hace perder la cabeza. Cada libro y cada lector generan sentimientos diferentes, pero ojalá que esta segunda posibilidad te permita disfrutar del libro como lo estoy haciendo yo.
Un cariño

Related Posts with Thumbnails