jueves, 12 de marzo de 2009

Regalo

Un día tan feliz.
La niebla se levantó muy temprano, trabajaba en el jardín.
Los colibríes se posaban en los tréboles de cuatro hojas.
No había nada en la tierra que desease poseer.
No conocía a nadie que mereciera la pena envidiar.
Los males pasados, todos los había olvidado.
No me avergonzaba el pensamiento
de haberme convertido en quien era.
No sentía ningún dolor en el cuerpo.
Alzándome veía el mar azul y sus velas.




Czeslaw Milosz
Traducción de Martín López Vega
Pintura: The gardeners. Gustave Caillebotte

3 comentarios:

Ulysses dijo...

Un pintor francés del siglo XIX, y un escritor polaco del siglo XX, se combinan para formar un conjunto de belleza y creatividad.
Los colibríes se posaban en los tréboles de cuatro hojas. Es maravilloso imaginarlo.

Saludos amiga

auroraines dijo...

Esa imagen que transcribe Uslysses es la misma que me impactó, toda la poesía y la pintura, el estado que estas en paz contigo mismo/a y por supuesto el MAR, no podría vivir en un lugar que no viera el mar...
Saludos

Ana dijo...

Seguro que valdrá la pena guardarla y releerla en muchas ocasiones.
Ahora la siento bella pero tremendamente irreal.

"No sentía ningún dolor en el cuerpo.
Alzándome veía el mar azul y sus velas."
(Me quedo con estos)

Related Posts with Thumbnails