miércoles, 15 de abril de 2009

Tierra de la soledad


Con el tiempo los cuerpos se acostumbran
a caminar completamente solos
sobre la tierra de la soledad.
Las vagas sensaciones, los recuerdos
de los lugares en los que encontramos
a alguien con quien hablar, a alguien que escuche
nuestras palabras mientras cae la tarde,
se van borrando lentamente, como
huellas que el viento apaga y desordena.
Y el eco tibio del antiguo encuentro
no persiste en la voz, en el lenguaje
con que aprendimos a nombrar las cosas.
Sólo queda la noche. Y nos perdemos
en el largo silencio de las calles
vacías. Y al llegar la madrugada
sentimos frío y respiramos muerte.


Eloy Sánchez Rosillo
Pintura: Fabián Pérez

3 comentarios:

auroraines dijo...

Cuanta soledad en el texto y se traslada a la pintura.
A veces debemos cruzar el territorio de la soledad...
Un abrazo

Adrianina dijo...

Al leerlo recordé la canción de Cesar Isella "Las simples cosas"

Uno se despide insensiblemente de pequeñas cosas
Lo mismo que un árbol en tiempo de otoño
se queda sin hojas
Al fin la tristeza es la muerte lenta
de las simples cosas
Esas cosas simples que quedan doliendo en el corazón.

Uno vuelve siempre a los viejos sitios
en que amo la vida
Y entonces comprende como están de ausentes
las cosas queridas
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso
Que el amor es simple
y las cosas simples se las devora el tiempo...."

Un beso grande Beatriz.

SUREANDO dijo...

...uno vuelve siempre a los viejos sitios en que amó la vida...
es una verdad tremenda y que suelo llevar a la práctica a pesar de los resultados.

Gracias Inés y Adrianina

Related Posts with Thumbnails