lunes, 9 de noviembre de 2009

El jardín de Crathes


El cielo azul hasta la medianoche
tiene el color del mar y de las flores

que llevan su estandarte añil o pálido:

heliotropos y lirios, rododendros,

campanulas, verónicas, hortensias,

fucsias, miosotis, matalobos, salvias.
Al subir las tinieblas, el jardín

donde fulgían rosas, alhelíes

y amapolas de negro corazón

se repliega y se aduerme:
sus perfumes
abrigarán
el sueño de los árboles.



Ricardo Paseyro
Pintura: Dmitri Levin. Popies near Warsaw

3 comentarios:

carmensabes dijo...

Adoro las amapolas, esta pintura es tremenda, tan hermosa que cuesta dejar de mirar.

Gracias!

Ana dijo...

La pintura es cuestión de planos y este poema me ha parecido exactamente lo mismo...Pude visualizar los planos, la profundidad, la atmósfera...
PRECIOSA entrada. Se siente la paz.
Besos Beatriz.

auroraines dijo...

Precioso Beatriz, se complementan la pintura y la letra, haciendo revivir
momentos vividos en lugares parecidos...
donde el perfume de las amapolas abrigarán el sueño de los árboles.
Un abrazo

Related Posts with Thumbnails