sábado, 10 de abril de 2010

El café



    Sentado en el café cuentas el día,
    el año, no sé qué, cuentas la taza
    que bebes yerto; y en tu adiós, la casa
    del ojo, muerta, sin color, vacía.

    Sentado en el ayer la taza fría
    se mueve y mueve, y en la luz escasa
    la muerte en traje de francesa pasa
    royendo, a solas, la melancolía.

    Sentado en el café oyes el río
    correr, correr, y el aletazo frío
    de no sé qué: tal vez de ese momento.

    Y en medio del café queda la taza
    vacía, sola, y a través del asa
    temblando el viento, nada más, el viento.


    Miguel Arteche

    Pintura: Marina Bogdanova

3 comentarios:

Ulysses dijo...

Recién deje un comentario en tu entrada de ayer, me asombra tu talento de encontrar la combinación perfecta de poema y cuadro. Con tanta rapidez.
Este poema me llega a niveles muy profundos, excelente elección.


Saludos querida amiga

Pescadora de Perlas dijo...

Entre melancolías ha dejado pasar la vida, en entre café y café.

Además comparto las apreciaciones de Ulysses, me pasa lo mismo cuando veo tus publicaciones.

Un beso

ana maria parente dijo...

Que fracaso ,que vacío ,que nada.....
Tiene razón ULYSSES eres la amalgama del buen gusto ,del refinamiento total.....

Related Posts with Thumbnails