domingo, 4 de julio de 2010

La última isla


...De nuevo sólo se escucha
el crepitar inextinguible de la lluvia
que cae y cae sin saber por qué
parecida a la anciana solitaria que sigue
tejiendo y tejiendo;
y se quiere huir hacia un pueblo
donde un trompo todavía no deja de girar
esperando que yo lo recoja,
pero donde se ponen los pies
desaparecen los caminos,
y es mejor quedarse inmóvil en este cuarto
pues quizás ha llegado el término del mundo,
y la lluvia es el estéril eco de ese fin...

Teillier
Pintura: Annenkov

4 comentarios:

Tanhäuser dijo...

Suspiro robado... Ya me debes unos cuantos.
Besos

Pescadora de Perlas dijo...

Sensación de niebla, de tiempo suspendido.
Que pintura impactante.

Bso y buen domingo Beatriz

ana maría parente dijo...

No se porquè me acuerdo de las islas del PARANA ,imágen de mi adolescencia ,convertidas en lagunas sin principios ni fin.
No se porquè recuerdo a una niñita ,en pleno julio fuera de la carpa precaria que la protegìa de las prolongadas lluvias y en la angosta cinta entre el crecido brazo arroyo y el camino ,con la muñeca de trapo entre sus brazos.

SUREANDO dijo...

Suspiros, sensaciones, recuerdos...

Esta entrada debió haberse titulado evocación.
Gracias amigos por pasar y comentar.

Related Posts with Thumbnails