sábado, 11 de septiembre de 2010

Rosas


Las rosas florecen precipitadamente.
Yo antes fui enemigo de la rosa,
de sus interminables adherencias literarias, de su orgullo.
Pero viéndolas surgir, resistiendo al invierno
sin vestidos ni sombreros,
cuando asomaron sus pechos nevados
o sus fuegos solferinos
entre los troncos duros y espinosos,
me he llenado poco a poco de enternecimiento,
de admiración por su salud de caballos,
por la desafiante ola secreta de perfume y luz
que extraen implacablemente de la tierra negra,
en la hora debida, como milagros del deber,
como ejercicios exactos de amor a la intemperie.
Y ahora, las rosas se levantan en todos los rincones
con seriedad conmovedora que correspondo,
alejadas, ellas y yo, de la pompa y de la frivolidad,
cada uno trabajando en su personal relámpago.

Neruda
Pintura: A. Golovin

5 comentarios:

Pescadora de Perlas dijo...

Las rosas, belleza de lo efimero con sus perfumes variados de acuerdo al color, sus defensas con las espinas que lastiman al improvisado que las maltrata.
Tantas cosas vienen a mi mente, como los recuerdos que desde pequeña conservo a la proximidad de la primavera.

Hermosa entrada Beatriz.
Un beso y buen fin de semana.;-)

Pescadora de Perlas dijo...

Beatriz, que linda la nueva música de tu blog. Me quedo un ratito por aquí escuchando.

Otro beso

Ana dijo...

Ayer y hoy me he sentido identificada con ambos poemas.
Viví en varias ciudades, por lo tanto tuve casa allá donde me llevaron las circunstancias.
Y a las rosas, por rotundamente hermosas, las ignoré neciamente sobrevalorando cualquier otra flor.

SUREANDO dijo...

Yo también he ignorado a las rosas, tendré que remediarlo.

Gracias a las dos por pasar y comentar.
La música es nueva, pues se me desapareció la anterior.

ana maría parente dijo...

Rosas ,santa Rosa ,mi tìa María Rosa ,las rosas del jardín de mi infancia:rosas té ,rositas rococò ,rosa rústica y muchas otras que tenìan nombres de ciudades europeas y -más o menos para esta época-empezaban a poblar las verjas,las paredes ,los caminos etc de ese jardín añorado eternamente.
Pero nadie más Rosa que mi tiíta querida.

Related Posts with Thumbnails