lunes, 25 de octubre de 2010

Ruibarbo

Mi madre aseguraba que una taza de ruibarbo
podía curarlo todo, hasta los males de amor.

Mi padre pensaba que un poco de dinero
era mejor que el ruibarbo y el amor

(además, podía comprar mucho más que eso).

Cuando yo tenía fiebre o estaba triste
ella me daba ruibarbo.

Mi padre me dejaba algunas monedas.

Cuando ella murió él se metió en su cuarto,
apagó la luz y sentí que lloraba bajito.
Jamás lo había visto hacer esas cosas
y el aire empezó a faltarme.

Toqué la puerta y cuando me abrió

dejé en su mano una moneda.


John J. Junieles
Pintura: Karin peeling rhubarb. Carl Larsson
(Aún hoy pienso que el ruibarbo puede curarlo todo,
en mi casa de la infancia, no faltaba nunca el ruibarbo)

8 comentarios:

Ana dijo...

¡¡¡Precioso, Beatriz!!!
Tengo urgencia de ruibarbo.
Un abrazo y gracias, amiga

Matvi. dijo...

Me consta que el ruibarbo es bueno para todo.

Marcelo dijo...

Yo también necesito ese ruibarbo. Que la moneda la tengo...

Pamela dijo...

Yo también le pongo la firma y si pudiera volaba con una cucharadita de dulce de ruibarbo para Marcelo

ana maría parente dijo...

Nunca he visto al ruibarbo ,aunque este último tiempo he escuchado hablar mucho de él.
Pobre hombre quizás se dió cuenta de su amor cuando quedò en soledad.

SUREANDO dijo...

Pues, entonces sale volando un frasquito de ruibarbo para Ana, Marcelo y Ana María que parece que no han tenido la suerte de conocerlo.

Matías y Pamela saben muy bien de que se trata porque ellos son magallánicos como yo.

Elvira dijo...

Yo tampoco lo he visto o probado nunca, aunque compré un té que todavía no he estrenado.

Besos

Cuina Cinc dijo...

que bonita imagen:))
saludos,

Related Posts with Thumbnails