martes, 2 de noviembre de 2010

La sibila


Apilaba mis lágrimas
como un montoncito de azúcar en el mesón
Era casi una cucharada

La Sibila me anuncia:
Tan falta de dones no llegarás a vieja ni a santa

Nada distrae el recuento de mis gracias
Los recuentos miserables tienen algo de divino


Mirka Arriagada

Delphic Sybil by Michelangelo

4 comentarios:

Ana dijo...

"Los recuentos miserables tienen algo de divino"

Me conviene aprenderme esta.
Buen día, Beatriz, dice el sol que va para allá.

Pamela dijo...

Impresionante! buen día amiga

un abril encantado dijo...

Te abrazo en tu nueva primavera, que parece mía.
Ante la gravedad, respondo al tratamiento cuando ya nadie lo esperaba, ni yo misma, ni mi médico...nace una esperanza, como nacen las flores y es que la vida es un milagro que tiene algo de divino.

Nunca te olvido querida amiga mía, L.

ana maría parente dijo...

Que notición Lourdes ,que siga la mejorìa .

Las sibilas siempre descubren nuestros miserables pensamientos.
Mejor es no mirarse en sus lúgubres espejos.

Related Posts with Thumbnails