lunes, 24 de enero de 2011

Cui Ping Sing III



Su mirada me envuelve
en seda el corazón.
Besos calientes me vuelan
por el cielo de la boca



Hoang-Ti:

Gracias, Fo-I, espíritu del aire,
y genios de la noche.
Gracias, sombras severas
de mis antepasados.
Ya es mía... y para siempre.
Mi alma tiene dos sangres,
mis venas, dos latidos.


Pero el te amó primero.
El tuvo
tu amanecer de amor,
la gracia
intacta de tu pecho
y la virginidad de tu mirada
y el rubor de tu piel que solamente
conocía la seda, el aire, el agua.
El gozó la torpeza de tus labios
la tímida ignorancia de tus dedos
que tocaban su cuerpo
trasfigurando el tacto en la caricia
El te enseñó las rutas del deseo.

Agustín de Foxá
Pintura:
Xu Fang

5 comentarios:

SUREANDO dijo...

Los primeros y los últimos versos los dice el emperador.
Cui Ping Sing ¿qué hiciste?

Ana dijo...

" el rubor de tu piel que solamente
conocía la seda, el aire, el agua"

Ni sé el porqué subrayo solamente estos...Son todos de una gran exquisitez

Matvi. dijo...

Marvilloso, Beatriz.

Pamela dijo...

Extraordinario, para saborear cada palabra amiga

SUREANDO dijo...

Me recuerda otra "seda"...
gracias amigos.

Related Posts with Thumbnails