lunes, 14 de febrero de 2011

Amor a primera vista


Ambos están convencidos

de que los ha unido un sentimiento repentino.

Es hermosa esa seguridad,

pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían

no había sucedido nada entre ellos.

¿Qué dirían las calles, las escaleras y los pasillos

donde quizá tantas veces se cruzaron?

Me gustaría preguntarles

si no recuerdan

quizá un encuentro frente a frente

en una puerta giratoria,

o algún “disculpe” entre la multitud

o un “está equivocado” al otro lado del teléfono…

Pero sé su respuesta.

No, no lo recuerdan.

Se sorprenderían

de saber que ya hace mucho tiempo

que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada

para convertirse en su destino,

que los acercaba y alejaba,

que se interponía en su camino

y, ahogando una carcajada,

de un brinco se apartaba.

Hubo signos, señales, presagios

pero qué hacer si no eran comprensibles.

¿No habrá revoloteado

la misma hoja de un hombro al otro hombro

hace tres años

o incluso el último martes?


Tal vez hubo algo perdido y encontrado por el otro.

Quién sabe si alguna pelota

en los matorrales, en su infancia.

O los mismos picaportes y timbres

en los que un tacto

se sobrepuso al otro tacto.

O maletas, una junto a otra, en una consigna.

Quizá una cierta noche, tuvieron el mismo sueño

diluido en sombras inmediatamente después de despertar.

Porque no hay comienzo

que continuación no sea,

y el libro de los acontecimientos

se encuentra siempre abierto a la mitad.

Wislawa Szymborska

Pintura: Raymond Leech. Valentine rose.

5 comentarios:

Ana dijo...

Es bonito no querer entender que la persona que amamos tuviera vida antes, una en la que no estábamos.

¿Cómo pude vivir una vida antes de él?

ana maría parente dijo...

Mi caso ,yo estudiaba en un colegio de monjas en que era muy buena alumna pero "un desastre en conducta".
Siempre me llamaba la atenciòn y,la admiraba ,una alumna que la HERMANA REVERENDA MADRE siempre ponderaba en público POR SER MUY BUENA ALUMNA Y DE MUY BUENA CONDUCTA INTERIOR EN EL COLEGIO Y EXTERIOR.Esta chica era mayor que yo.
Por otro lado ,me recibo de abogada en una mesa de Derecho FINANCIERO en que HAY una ABOGADA PROFESORA ADJUNTA QUE ME INFORMA QUE HABIA APROBADO CON BUENA NOTA y por consiguiente que ya tenía mi tìtulo.Incluso de esa persona me acordaba que se llamaba Dra RESNIZKY como mi esposo.
AMBAS PERSONAS ERAN PRIMAS HERMANAS DE MI FUTURO ESPOSO:la primera por el lado de mi suegra y la segunda por el lado de mi suegro.
Mi esposo viajò varias veces a la ciudad en que pasé mi niñez y juventud (de visita a la casa de sus tíos y primas)pero nunca lo conocì.
Tuve esa oportunidad en un homenaje que la promoción de mi madre brindaba a la del años siguiente y yo ,para ayudar ,hacìa de JEFA DE MOZAS digamos.
Mi esposo había venido acompañando ,porque le dió pena ,al viudo de una de las personas a quienes correspondìa el homenaje y habìa fallecido ese año. Eso sucedió en Buenos Aires aunque toda la reuniòn era de gente de mi provincia.
Era el único soltero potable y al llegar una señora me hizo notar el hecho.No se porqué pensé que era para mì.
Como tenía apellido judio todas ,al ver el éxito ,me hacìan el chiste que iba a casarme en la sinagoga .Eso no fué cierto pués nos casó el cura.

ana maría parente dijo...

Otra casuelidad:la primer prima fué luego maestra del colegio y "para recibirnos de maestras"debíamos hacer PRACTICA DE LA ENSEÑANZA.El último grado de escuela primaria en que practiqué fué el de la prima de mi marido.

SUREANDO dijo...

Entonces este poema te viene como anillo al dedo Ana María: "hacía mucho tiempo que la casualidad jugaba con ustedes"...

Ana: lo terrible es pensar que probablemente vendrá una vida sin él después.

Ana dijo...

No lo quiero ni pensar. Vida para estar sin vida

Related Posts with Thumbnails