domingo, 13 de febrero de 2011

Platero


Platero es pequeño, peludo, suave;
tan blando por fuera,
que se diría todo de algodón,
que no lleva huesos.
Sólo los espejos de azabache de sus ojos
son duros cual dos escarabajos de cristal negro.
Lo dejo suelto y se va al prado
y acaricia tibiamente, rozándolas apenas,
las florecillas rosas, celestes y gualdas.
Lo llamo dulcemente: ¿Platero?,
y viene a mí con un trotecillo alegre,
que parece que se ríe
en no sé qué cascabeleo ideal.
Come cuanto le doy.
Le gustan naranjas, mandarinas,
las uvas moscateles, todas de ámbar,
los higos morados, con su cristalina gotita de miel . . .
Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña . . .;

pero fuerte y seco como de piedra.
Cuando paso sobre él, los domingos,
por las últimas callejas del pueblo,

los hombres del campo,
vestidos de limpio y despaciosos,
se quedan mirándolo:
Tiene acero . . .
Tiene acero.
Acero y plata de luna, al mismo tiempo.

Juan Ramón Jiménez
Pintura: Q. Buchholz

8 comentarios:

cecibustos dijo...

Beatriz:
Platero está hecho de la sustancia del aire y de las margaritas. Vive arrobado en el corazón de la poesía. Y su creador, Juan Ramón, está hecho de la sustancia de los dioses, es presente y fuga raudal. Y, como Platero, habita en nuestros corazones. ¡Pero no le toques ya más, que así es Platero!
¡Gracias por recordarnos a Platero!
Saludos,
Cecilio

Escribir es seducir dijo...

BELLO!!!!

SALUDOS

Lonicera dijo...

En un segundo me has hecho volver a mi primer año de la secundaria, y las clases de Lenguaje! Pero eso fue en 1966, y ahora lo miro otra vez y por suerte ya no veo lo que machacaban mis profesoras, y puedo apreciar la suavidad y la ternura de las palabras de Jiménez.
Caroline

Ana dijo...

"A la memoria de AGUEDILLA,
la pobre loca de la calle del Sol
que me mandaba moras y claveles."

Cuando tuve entre mis manos el libro, hace ya 3 siglos, encontré al abrirlo esta dedicatoria...

Ni que decir cabe que me cautivó don Juan Ramón con su elegía, yo sí era una niña, aunque él no escribiera Platero y Yo para niños.
Domingo again!!! jaja

ana maría parente dijo...

Te esperó tu ESPAÑA que entraras triunfante
Dueño del más alto y digno laurel
Te esperó la calle de tus mocedades
Y en mil y un recuerdo te llamò MOGUER.

Te esperaba el campo con sus florecillas
que el dulce PLATERO solía besar
y envueltas en suave y eterno crepúsculo :las doradas sierras y el rumor del mar.

Ahora entre sombras tu alma misteriosa
delírico amante de la soledad
por la callejuela cruzará gloriosa
sobre el borriquillo que hiciste inmortal.

En tanto en silenci y con sumo respeto,
ahora ya hombres ,te verán pasar los niños que un dìa te llamaron:"LOCO"
por la larga ruta de la eternidad.


Esta era mi almita sencible en mis pocos años ,lo escribì cuando falleció sin regresar a ESPAÑA.

SUREANDO dijo...

Pero miren lo que ha hecho Platero de este domingo, gracias amigos por sus comentarios y el poema de Ana María es el broche de oro para este pequeño homenaje a don Juan Ramón.

¡Gracias!

Elvira dijo...

Yo lo leí a los 10 años e hice una reseña por la que me pusieron muy buena nota en el colegio. Aún lo recuerdo.

Un beso

SUREANDO dijo...

Hola Elvira, yo también lo leí a esa edad y eso que don Juan Ramón no lo escribió para niños y mira como se recuerda y lo sentimientos que provoca este Platero.

Related Posts with Thumbnails