sábado, 26 de marzo de 2011

Porcelana

Me levanto con el corazón arrugado y perezoso.
Tú me miras y preparas en silencio
un café repleto de cicatrices.
La taza de porcelana azul se rompe.
Yo también.
  
Marta Navarro
Pintura: Robin Kinball

4 comentarios:

Francisco Mendez dijo...

Beatriz: que triste cuando algo se rompe y no se puede reparar, nunca quedara igual.
El cuadro es perfecto para el poema, muy hermoso.

Ana dijo...

Tal vez en algunas personas sea mayor el dolor por la taza rota.

ana maria parente dijo...

Nooooo.....mucha amargura junta.
Para colmo romper esas tazas tan lindas.....

SUREANDO dijo...

Tienes razón Francisco...ya no se puede reparar, no queda nunca igual.

Ana: admiro a esas personas que dan vuelta la página al tiro y sufren sólo lo necesario.

jajja tan optimista nuestra amiga trasandina, me gusta tu posición ante la vida Ana María.

Related Posts with Thumbnails